Amigos

domingo, 14 de marzo de 2010

Vacaciones en Asturias



Las vacaciones también iban a cambiar. Me gusta informarme bien de donde vamos de vacaciones, todos se fían de mi en ese tema y me dejan a mi organizarlo todo , por una parte me alaga pero por otra tengo la presión de no defraudar a nadie y de que a todos les guste y se diviertan. Me gusta viajar y ver cosas diferentes , pero está claro que viajando con niños hay que adaptarse a sus horarios y necesidades. Pero este año también tendría que contar con que Iván tenía sus entrenos.
Me decidí por Asturias , no habíamos viajado nunca por el norte y nos pareció buena opción a todos.
Me informé en foros y encontré actividades para todos, Iván me dejó caer que por allí estaba el Angliru ,un puerto de montaña que pasa por allí la vuelta ciclista y lo incluí en nuestra ruta. Ya estaba claro que este año la bici viajaría con nosotros.
A los crios les preparé la bajada al Sella en canoa, una experiencia super recomendable nos lo pasamos genial. Hicimos la ruta del oso , en bicicleta, yo desde Barcelona ya me había reservado un tandem , conociendo el ritmo de mis hijos en bici y de Iván, sabía que iba a ser imposible seguirles y menos mal...
Iván madrugó un dia y fue hacer la subida al Angliru , yo le preparé la ruta, pero nosotros le esperaríamos durmiendo...
Vimos el museo de los dinosaurios , las cuevas del Tio Bustillo, los picos de Europa y pueblos como Llanes, Ribadesella, Cabrales, Potes...
Para subir a los lagos de Covadonga leí que había que subir en autobuses, no dejaban en coche propio. Y como sabia que a Iván le hacía gracia subir en bici le propuse que se llevara la bici y ya nos encontraríamos arriba.... La verdad que tuvimos una suerte increíble, nos recomendaron no subir estaba muy nublado pero no teníamos más días y había que subir .Una vez arriba , era verdad estaba muy nublado no se veia nada , pero al subir al mirador de entrelagos , ya que desde allí se veía los dos, la niebla se abrió y vimos los lagos perfectamente, la gente que había subido de lo único que hablaban era de la suerte que habíamos tenido y de la vista tan impresionante.


La verdad que vinimos todos encantados y con las baterías super cargadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario