Amigos

viernes, 16 de julio de 2010

Último entreno...

Hoy a las 5:30 era la hora elegida para ir a la playa, poco a poco fuimos llegando todos. Las niñas impacientes ya por encontrarse y los papis también por volver hacer unos metros suaves para terminar así la semana de entreno y ya ha esperar al domingo.
Hoy teníamos incorporaciones nuevas, mi hermano se unía a la fiesta para aportar un poco de técnica y la verdad que se nota, la técnica hace que te deslices por el agua y la velocidad era increíble . Xavi y Nani también vinieron para aportar su experiencia al grupo.

Primero, que si yo me pongo el gorro, que si el gps, que si las gafas de triatlón...En fin cosas de triatletas , nosotras aprovechamos para tomar el sol ya que los niños se bastan solos.
Y sin pensárselo más se fueron para el agua, cuatro estiramientos para calentar brazos y para dentro se ha dicho. La verdad que parecían algo todos juntos nadando, cada día se les ve mejor y con más estilo. Héctor se quedó alucinado con el estilo de mi hermano. Total unos 35 o 40 minutos de swiming , ida y vuelta a la playa , unos 1500 m , que algunos le supo a poco.



A la vuelta reunión en la orilla para comentar la jugada y hacerle alguna preguntilla a Xavi para aclarar algunas dudas,ya que es el único que ya cuenta con un sprint en su palmares. Los niños también se animaron a nadar unos metros y fueron hasta las rocas del fondo.

Nosotras los veíamos desde la orilla y a Nani le extrañaba que Xavi ya hubiera dejado de nadar y no se equivocaba, Xavi e Iván se hicieron otro ida y vuelta a la playa , ya que su meta este año es la larga distancia y para eso hay que entrenar tiradas largas. Héctor y David decidieron no forzar y reservarse para el triatlón series.
Al final si nos descuidamos nos dan las 10 de la noche en la playa, entre risas, pica-pica ,las niñas haciendo sus castillos y sus bailes, la competición de palas.... le estamos cogiendo el gustillo a eso de la playa y cada vez vamos más equipados. Y la verdad que la arena molesta menos en tan buena compañía.
David con lo que estaba alucinado era con la actividad deportiva de la city tanto nadando en la playa como corriendo por el paseo marítimo ya que era un contínuo de gente pasar haciendo algo.

Sólo me queda desearos suerte para el domingo y esperar vuestra llamada que diga ...ya soy finisher, ya soy triatleta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario