Amigos

jueves, 28 de abril de 2011

Bike en el rio...

Y a la salida del martes se apuntaron cuatro valientes y eso que el cielo amenazaba lluvia. A la cita acudirían Iván, Héctor, Jaume y Jordi Julbe que últimamente se apunta a todas.
La salida iba a ser por la Nacional pero con la amenaza de lluvia iba a ser bastante peligroso, pero a alguien se le ocurrió la opción del rio, y a Iván que no había ido nunca le pareció perfecto.
La lluvia cayó pero a mis chicos no les importó, la verdad que yo esperaba que volvieran pero se lo estaban pasando demasiado bien como para volver y el agua era un simple tramite.

Después de rodar un rato decidieron hacer series todo lo largo del río 5km. Cada serie sería liderada por cada uno de ellos. Empezó Jordi, que por cierto estrenaba asiento, y todos le siguieron al ritmo impuesto por él.
La segunda la encabezaría Jaume, ritmazo de mi chico que últimamente está que se sale, pero cuando quedaban un par de kilómetros, Iván le hizo un gesto a Héctor y uno por cada lado salieron del rebufo y adelantaron a Jaume a toda velocidad. Jaume no podía creérselo intentó seguirlos gritando que era su serie y no podían pasarlo...jajaja.
Mis chicos sin parar de reír volvieron a su sitio y dejaron a Jaume continuar liderando el grupo.
La tercera era de Héctor, mi chico lo dio todo, por que sabía perfectamente lo que iba a pasar y cuando faltaba un kilómetro Iván y Jaume salieron en estampida llegando ellos primero al final.
Y claro quedaba Iván, sabiendo que todos iban a ir a por él. Antes de empezar preguntó ¿vale todo?, todos le contestaron que sí, por que no sabían que quería decir. Iván ya tenía el cambio preparado y salió al sprint pillándolos a todos desprevenidos. Pero claro ellos eran tres y las fuerzas ya no eran las mismas así que no tardaron mucho en pillarlo. Eso sí, siempre con la sonrisa en la boca y haber quién la decía mas gorda...

Después de esto decidieron hacer una última serie haciendo relevos cada kilómetro, pero no pudieron terminarla por que Héctor pinchó y como estaban ya con la risa fácil, cambiar la cámara se hizo una odisea y tardaron mas de lo normal y para rematar Jaume partió un radio así que para casa que ya era tarde.
Total 50 km con buen ritmo, buen ambiente y buena compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario