Amigos

miércoles, 25 de mayo de 2011

Descanso activo...

Y aunque la teoría dice que ya hay que parar, mis chicos están en lo que denominamos descanso activo. Hay que descansar sí, pero ellos no se fían y aunque se lo toman con tranquilidad... parar lo que se dice parar, no paran.
Héctor que iba loco por salir con la bici a rodar, encontró en Iván, compañero de trabajo y Finisher del Ironman de Niza, un aliado perfecto para salir.
Iván también se presenta este año a la Half así que le venía bien el entreno, aunque mas que a rodar Iván vendría con otras intenciones, probar a Héctor.
Mi chico que quería una salida tranquila se encontró con una encerrona en toda regla, pero de esas que a él le encantan.
Héctor empezaría a tirar haciendo relevos cada 4 minutos y marcando un ritmo de 38-40 km/h.
A la altura de Masnou, ya tuvo que parar por que había perdido el rastro de Iván, éste aparecería 6 o 7 minutos después.
Decirte Iván que cuando yo digo que entrenan, es que entrenan y sólo falta que les provoquen un poco, para ya encontrarse en su salsa...
Una vez medidas sus fuerza, empezaría con calma el entreno. Eso sí, mi chico llegó a casa pletórico.

Y si Héctor tenía ganas de bici, Iván tenía ganas de running... y como era miércoles día que yo salgo a correr, decidimos esperar que se fuera el sol y los niños hubieran cenado y a eso de las 21h salimos a correr.
La verdad que salir por Barcelona a correr sea la hora que sea es una gozada.
Hicimos la vuelta de 10km pasando por la playa y si no nos cruzamos con mas de 50 runners no nos cruzamos con ninguno.

La temperatura ideal y el ambientazo increíble.... lo que decimos Presi, para correr como la city....nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario