Amigos

viernes, 26 de agosto de 2011

En sprint hasta Calella...

Y el miércoles mi chicos volvían a salir en carretera. A la cita Iván, Kike y Didi.
Jaume se uniría a ellos en Cabrera, ya que venía de Barcelona. Una vez todos juntos se dijo de hacer relevos cada 3 minutos, la serie la encabezó Jaume marcando un ritmo endiablado de 40km/h. Y claro está , el resto no iba a ser menos. Pero claro a ese ritmo por mucho que hicieras relevos apenas te daba tiempo de recuperarte, eso sí en unos 40 minutos ya estaban en Calella. Donde hicieron la parada para la foto y recuperar el aire...jajaja

A la vuelta decidieron hacer relevos cada 6 minutos pero aun ritmo mas tranquilo, que se pudiera aguantar bien. Pero hoy mis chicos estaban juguetones, tenían ganas de marcha. Y Jaume volvió a salir disparado. Didi no había comido lo suficiente y decidió que esa guerra no era la suya. Iván que lo vió venir decidió adelantar a Jaume, pero éste no estaba por la labor de dejar el liderato y lo volvió a pasar. No pasaron ni 2 minutos cuando por detras apareció Kike con ganas de juerga, le hizo un gesto a Iván y los 2 fueron a por Jaume y a grito de.. parece que ya no puede más... pasaron a Jaume. ¿ y no se para qué? Porque a los pocos kms mi chico volvía a estar ahí, comiendo terreno y soltando una de las suyas, los volvería a pasar.
Y así hasta Mataró, donde pararían porque ya se separaban, Jaume para Barcelona y el resto para Cardedeu.
Pero a Mataró llegó primero Jaume, seguido de Iván. Y es que Jaume tiene unas piernas que no hay quien pueda con él.
Por el camino se acordaban y se reían...
Como dice Iván... de vez en cuando hay que sacarle la carbonilla a la bici. Y a mi me viene estupendo por que así, llegan antes a casa... ;)

1 comentario:

  1. Van como tiros!! que envidia sana ;) yo solo cojo los 40km/h en bajada :(

    ResponderEliminar