Amigos

viernes, 14 de octubre de 2011

DUATLÓN DE NÚRIA...

Y si el fin de semana pasado estabamos en Calella, este finde nos hemos ido a Ribas de Fresser, cerca de allí en Queralbs se celebraba la Duatlón de Núria. La prueba constaba de 11km de btt + 14km de running + 11km de btt pero todo con unos desniveles exagerados.
Iván le había prometido a Didi que lo acompañaría a la duatlón y bueno, una promesa es una promesa...
Y aprovechando que mi hermana tiene un apartamento allí, decidimos subir el sábado para no tener que madrugar.
Kike, que también se apuntó a la fiesta, y Didi decidieron alquilar unas cabañas de madera en un camping cercano, los niños estaban encantados.
Quedaron a las 7am, había que entregar las mochilas a la organización, ellos se encargarían de llevarlas a la zona de transición. Pera antes de salir dieron malas noticias, desde Fontalba hasta el Puigmal hacía un airazo terrible, el helicóptero que tenía que llevar el avituallamiento a la cima no podía aterrizar, lo haría en Núria.
La salida era a las 8am. Amador , mi cuñado, decidió acompañarlos, el resto iríamos a la llegada.
El primero en llegar fue Kike, venía con el subidón de la Challenge, aparte he de decir que mi chico es una cabra, ve una bajada y por mucha piedra que haya, se lanza y no hay quien lo pare, da miedo...
Santi, sobrino de Didi, tampoco quiso dejar solo a su tio. Vino acompañado de Cristian, deciros que Cristian tuvo una caída de la bici y tiene el brazo escayolado, pero va con Santi a las carreras y las hace corriendo, una makina.
Nada mas llegar Santi nos contó que el terreno estaba lleno de piedras, y él tal como está de las rodillas, en las bajadas no había querido arriesgar...
Después llegó Didi, a él le había sorprendido la fuerza del viento que había en la cima, la subida al Puigmal había sido durísima, no podían caminar erguidos, el viento los tumbaba, tenían que ir encorvados para protegerse un poco, sin contar el frío en la cara y en las manos, una pasada...
Seguido llegó Iván, no había querido forzar demasiado apenas hacía una semana de la Challenge y no quiso arriesgar, es lo que tiene ser autónomo. Si al dia siguiente de Calella tuvo que ir a trabajar, después del duatlón no iba a ser diferente.
Iván había ido todo el camino con Didi, las subidas las había dominado Iván y las bajadas las dominó Didi, pero siempre se tenían en el punto de mira, eso si sin hablarse mucho ya que el frío te impedía articular palabra.
Al llegar se chocaron las manos, una vez mas, reto conseguido !!!!!!
Eso sí, vinieron alucinados de los paisajes y las vistas.
Después nos fuimos todos a comer, nos lo habíamos ganado, bueno unos mas que otros...jajaja

No hay comentarios:

Publicar un comentario