Amigos

martes, 11 de octubre de 2011

Y cerramos la Challenge con... Iván Colás.

Iván, de sobras sabeis ya que es mi marido, afrontaba la Challenge con ilusión. Había sido un año bueno a nivel deportivo, los entrenos daban su fruto y la forma física se notaba. Pese haber tenido la lesión del cuadríceps había rebajado en 15 minutos su tiempo en la Maratón de Barcelona y pese al accidente de la Nacional, había rebajado su tiempo en la Half de Calella e incluso había sido el mas rápido en el sector de la bici, sin contar su 5º puesto en la Mitja Marató de montaña o sea que nada hacía presagiar lo que pasó. Su reto para este año era hacer los 42,2km de la carrera a pie, corriendo pero a ritmo y que queréis que os diga, soy su mujer, pero yo creo que lo hubiera echo.
Su salida a las 8:55, salía solo, debido a la lesión de Miguel, pero no le importaba este segmento lo tiene mas que controlado.
Y le fue de lujo, salió corriendo sin síntomas de mareo...

Y cogió la bici con ganas, primera vuelta sin complicaciones y con ritmo alegre. En la segunda vinieron los problemas, el isotónico le hizo estragos en el estomago y el malestar y las ganas de vomitar se apropiaron de él.
Mi hermana lo vió en el avituallamiento de Masnou, allí ya Iván le dijo que no iba bien, ella me llamó y me dió la noticia.
Cuando Iván llegó a Calella pasó con su mejor sonrisa y saludando a todos, allí estaban sus padres, mis hijos, Nani, Antonia, Gemma, Aina y el padre de David. Iván es así no le gusta preocupar a la gente pero a mi no me engañaba son muchas crónicas de "mis chicos entrenan en la Nacional" como para no conocer los tiempos y a mi no me salían. No pude evitar las lágrimas, eran muchas horas de entreno para que pasara esto, por suerte solo se dio cuenta Gemma y las dos nos animamos mutuamente.
Pero consiguió acabar y se puso las bambas. El running fue una odisea, dio la primera vuelta y los números nuevamente no salían, pasó por delante nuestro corriendo, como siempre, con una sonrisa, pero a Didi lo miró y le dijo que no, que no iba bien, daban la vuelta en las carpas y volvían a pasar por delante nuestro. Yo tenía el tiempo justo de quitarme los zapatos, cogerle las bambas a mi hijo que corría por la playa descalzo y prepararme para salir a correr a su lado. A mi no me vale un no voy bien, quería saber que le pasaba y me fui con él. Me dijo que no podía correr, que en cuanto giráramos la esquina caminaría. Había echo un esfuerzo sobre humano para correr ese tramo. Le dije que tranquilo habíamos venido a pasar todo el día por lo tanto, no había prisa. A los 2km tuvo que pararse a vomitar, apenas tomaba sorbos de agua, no se atrevía a tomar nada mas y aún así el cuerpo lo rechazaba. Volvimos a intentarlo de nuevo y mas de lo mismo. Llevaríamos 15km cuando apareció Didi y caminó con nosotros sin parar de animarlo le decía ...esta claro que lo primero es la salud, pero estoy seguro que puedes hacerlo...
Volvimos a parar en el km 18 y allí ya se nos unió Xavi que enseguida tomó las riendas del asunto, y me dijo que él se ocupaba que yo no me preocupara. Y a Iván le dijo... piensa que estamos en Africa, el único médico está a 30km y hay que llegar caminando, es el único modo...
Estando parados llegaron Jaume que también se detuvo y mi hijo Adri, que había seguido a los corredores hasta encontrarnos. Decidimos continuar y apareció el padre de Iván con Antonia y todos juntos fuimos caminando lo que quedaba de la segunda vuelta. Bromeamos con el echo del nombre del Blog, ¿veis porque se llama Triatlón en familia? porque aquí estamos todos, haciendo juntos el triatlón...jajaja
Cuando llegamos donde estaba el resto de familiares, los gritos de apoyo fueron una pasada, hasta a mi me dio subidón y eso que no competía... ;)
La 3ª vuelta ya se encargó Xavi y Didi de acompañarlo y a ratos el resto de los miembros del Club, Kike, David y Jaume todos al pasar se quedaban un rato.
Iván iba a tramos con los ojos cerrados ya que tenía sensación de mareo, pero el médico le dijo que no había nada que hacer, todo lo que le dieran lo echaría. Xavi le dijo que no bebiera mas, solo mojarse la boca y echarlo. Y parece que esta técnica funcionó y en la 4ª vuelta se encontró mejor. Pero aún así no podía ni trotar, Xavi le explicó que tenía las fuerzas justas para caminar si intentaba correr por poco que fuera ya no conseguiría llegar. Y si algo estaba claro era que lo que dijese Xavi iba a ir a misa. Sus palabras de apoyo y ánimo constantes fue lo que hizo que Iván aguantara.
Tanto Xavi, como Didi, como yo misma le dijimos que estábamos con él, no teníamos prisa de ningún tipo y cuando a Iván se le pone una cosa en mente, sobretodo en temas deportivos, os aseguro que no se rinde fácilmente y si a eso le unimos su gran espíritu de sacrificio, hacían una mezcla que yo estaba segura que lo conseguiría. Iba a ser duro, iba a ser largo pero nadie dijo que un Ironman iba a ser fácil.
Cuando a las 12 de la noche, por megafonía avisaron que llegaban los dos últimos, eran Iván y Xavi, nos colocamos tanto Nani,mujer de Xavi,  mis hijos y yo en la alfombra roja para correr con ellos los últimos metros. Todos los miembros de la organización también bajaron a felicitarles y los dos speakers animaron a toda la gente de la grada a bajar también. Entre todos hicieron un paseíllo para recibirles. A mi ya me vino el bajón de la tensión acumulada de todo el día y viendo a toda esa gente animándolos era imposible contenerse. Nani me dijo.. esta vez no voy a llorar y yo creo que no le dio tiempo ni a terminar la frase, pero si hasta los peques tenían lagrimas en los ojos...jajaja
Los 6 nos abrazamos y cruzamos la alfombra bajo los gritos de ánimo de la gente... fue indescriptible. Recuerdo que en la 2ª vuelta Iván me dijo que era su última Challenge pero al cruzar el arco de llegada sus palabras fueron.. donde hay que firmar para volver el año que viene. Por eso aquí tienes tu...
FELICIDADES FINISHER!!!!! Enhorabuena por tu 2ª Challenge!!!!!!
Y es que lo que se vivió esa noche fue mágico y difícil de olvidar, llena de sensaciones de todo tipo pero llevadas al extremo... Luego ya fueron todo besos abrazos, entre los familiares, amigos, y miembros de la organización que un año mas, nos habéis tratado de lujo...
No me quiero despedir sin dar las gracias a todos los que estuvisteis apoyando tanto allí como telefónicamente que fuisteis muchos. Fue mucho el cariño recibido y esperamos poder devolveroslo...
Y se que estais esperando el video, pero solo puedo deciros que lo tendreis, pero darme tiempo...
Un besazo y gracias a todos.

8 comentarios:

  1. Sois los mejores! Por crónicas así dan ganas de entrenar más y más para poder vivirlo con vosotros! Darme tiempo ;)
    Felicidades a todos los FINISHERS!!!

    ResponderEliminar
  2. madre mía Ana,se me han puesto los pelos de punta,de todas formas menuda putada qeu el día "x" te pase esto, después de tanto sacrficio en los entrenos,pero lo importante es que terminó y sólo eso es lo que cuenta.
    dicen que cuando algo cuesta tanto, es mucho más dificil de olvidar y además se valora mucho más,quizás ese sea el premio de Ivan,no olvidará nunca esta challenge.
    FELICIDADES FINSHER!!!!!!
    abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Buah, que bonito relato de sufrimiento por parte de todos. Y qué bonito final. Menos mal que no estaba yo en esa meta, si no, me hubiese reventado las palmas a aplaudir

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos por vuestros comentario, y la verdad que si, Jose sera dificil de olvidar... y Oscar tienes todo el tiempo del mundo pero yo creo que no va hacer falta mucho.. :)
    Un besazo a todos...
    Ana

    ResponderEliminar
  5. Gracias Novatillo!!!!!!!!!
    un besazo para ti y para la novatilla, que está que se sale...

    ResponderEliminar
  6. Ana, tengo los pelos de punta y lágrimas en los ojos. Yo no fui, pero al leerte es como si hubiera estado ahí. Creo que lo bonito de hacer deporte no es sólo el superarte a ti mismo, es el superarse y hacer las cosas en equipo. Así se crean los vínculos más fuertes. Y vosotros sois un ejemplo de hacer deporte en familia.
    FELICIDADES POR UNA CRÓNICA BESTIAL.
    Y Felicidades a Iván. Es un Espartano y él es el verdadero ganador de la Challenge.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  7. Gracias guapísima por tus palabras. Somos una gran familia de la que tu siempre formaras parte.
    Un besazo

    ResponderEliminar