Amigos

miércoles, 15 de febrero de 2012

Trail running con la family...

Y los que no competían, ni trabajaban salieron a entrenar. Eran dos solamente, pero aún así, no se ponían de acuerdo, Didi quería Btt para preparar la pedalada del pueblo y en parte tenía razón, hace tiempo que las bicis no salen a rodar. Pero Iván quería running, mas que nada por que en bici en la mountain y de madrugada, el frío podía ser bestial.
Al final transición, harían las dos cosas y todos contentos.
Hora de queda 7am, en mi casa.
Cuando a las 7 llegó Didi con la btt, Iván estaba hinchando las ruedas. Deciros que Didi llegó congelado, el termómetro marcaba -8ºC. Imposible ir en bici por montaña, todo estaba helado. Por un momento pensaron en desistir y volver a la cama. Pero ambos sabían que se iban a arrepentir así que se cambiaron de runners y salieron a correr por pista hacia Cardedeu.
En total 15km que se marcaron, los dos llegaron con la satisfacción de tener la faena hecha y el deber cumplido, ahora el día, aunque hacía frío, se veía de otra manera...jajaja

Pero para Iván el entreno no acababa ahí, el resto de la familia quería marcha.
Iván quería que yo saliera a correr por montaña y mis peques nos acompañarían con la bici, que ya les va bien.
Los primeros 5km fueron por pista ancha, eso si llenos de toboganes, mas subida que bajadas pero bueno la lógica me decía que la vuelta sería al revés y eso compensa.
Pero Iván nos guardaba una sorpresa, llegados a este punto, le quitó a los niños las bicis, él puede con las dos. Y los hizo correr, llevaríamos 2km cuando nos cambió el recorrido le dijo a los niños que iríamos por el territorio de Kilian Jornet...jajaja . Y nos metió por senderos en el bosque, pequeños corriols que incluso atravesaban rios y zonas donde el hielo aún no se había derretido.
Y ahora les entiendo cuando prefieren entrenar por aquí. La montaña es otro mundo atrás queda la monotonía del asfalto.
Lo principal disfrutar del entorno y fundirte en él, el running es diferente hay que estar pendiente de donde pisas, en las bajadas había que ir cambiando de lado del camino, de derecha a izquierda según creyeses oportuno, me acordaba de Juanmi cuando siempre dice que hay que bailar con las piedras y ahora lo entiendo. Había subidas esta claro, pero se suben diferente porque sabes que luego hay un llano o una bajada para recuperar. La verdad que se disfrutó y mucho, a los críos también les gustó sobre todo el hecho de cruzar el río y las zonas de hielo.
Cuando vuelves a entrar en la urbanización y pisas asfalto, piensas ¿porque? con lo bien que íbamos... :(
En total 1 horita de running con buenas sensaciones, la verdad que sí.

8 comentarios:

  1. Una maravilla la montaña, como bien dices nada que ver con el asfalto.

    Además ese trail en familia es una pasada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que si, poder compartir lo que te gusta no tiene precio.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Genial que los niños prueben mas deportes, porque cada deporte les aporta algo distinto.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo probaron y les encantó, como tu dices cada cosa tiene lo suyo.
      Y el poder ir variando también está bien.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. En esta familia siempre ahi alguno haciendo "travesuras"... vamos gastando zapatillas o ruedas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si los conocieras abuelo, no se pueden estar quietos necesitan estar haciendo algo continuamente.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. como entiendo esta cronica, hay que combinar, pero correr por la montaña tiene un encanto especial, sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que sí, es un privilegio poder estar donde estamos.
      Un beso.

      Eliminar