Amigos

sábado, 5 de mayo de 2012

Running en la mountain y en la city..

Y esta se nos había pasado pero ya sabéis que no me olvido, aunque a veces la actualidad se interpone. 
El domingo, era obvio, después de haber ido a ver la llegada de Kike y Didi en la HTBCN, tanto Iván como Edu tenían unas ganas locas de hacer trail running. No iban a hacer los 73kms como hicieron ellos, está claro, pero cualquier distancia les valía para quitarse el gusanillo de no haber podido ir a la cursa.
Así que como a los dos les gusta madrugar a las 6:30 ya estaban en pie para hacer su entreno.
Unos 25kms, se pegaron, con buen ritmo, buenas sensaciones y mejor compañía.
Fueron por el pantano de Vallforners, Ermita, Can Cuch y sin olvidarnos de las trialeras nuevas...jajaja
Después de los estiramientos pertinentes y comprar el desayuno regresaron a casa.


Y entre semana volvimos a los entrenos de grupo dirigidos por Encarna Granados.
A la cita Josep, Rafa, Laura, Iván y yo.
Se nota que empieza el calorcito porque yo creo que cada vez hay mas runners por la playa. Eso sí, todo el mundo conoce a Encarna no dejan de saludarla.
Despús de rodar y hacer los ejercicios de calentamientos, empezaron los cambios de ritmo.
Iván me había dejado el Garmin pero vaya lío, primero que los números eran muy pequeños y correr e intentar ver los números cada 45 segundos era como imposible y luego no se que toque que ya no hubo manera de volver a poner el crono. Así que intentaba no perderlos de vista y estaba atenta a cuando paraban y arrancaban. Las series de 45 seg. las aguanté bien  pero las 1:30 ya no, ahí se me iban..
Esta vez el grupo lo encabezaba Josep a la par con Iván, iban a un ritmo bestial y se iban chocando las manos cuando finalizaban los tramos rápidos, en la última hubo una mirada de complicidad y ambos pactaron la llegada, tampoco era cuestión de morir aunque Iván estaba seguro que hubiera llegado Josep primero.

Después estaban Laura y Rafa, hoy a Laura se le podía perdonar todo venía de hacer la Media Maratón de Ampurias donde se había proclamado Sub-campeona de Cataluña de Media Maratón, y es que es una makina y se le nota. Así que desde aquí, aunque lo hice en persona, te doy mi mas sincera enhorabuena y decirte que para mi es un placer correr a tu lado.
Y con ella Rafa, que aparte de correr te tienes que reir, porque es un chiste constante, pone la nota de humor del grupo y hace que la hora se te pase volando. Pero eso sí, tampoco afloja el ritmo...
Después de la sesión de estiramientos, nos fuimos para casa.

Y no quería despedirme sin desearle SUERTE a todos los que os habeis trasladado a Sariñena para competir en la Maratón de los Monegros, 119km de btt que no es poco. A todos los amigos del Where is the limit?, a los del Tot Marxa, a los Jabalí bikers, a Ignasi que se que también estas por allí y en especial a Victor que corre con el traje del Tri ... A todos que paseis un dia estupendo, que disfrutéis de esta gran fiesta de la BTT y de la estupenda fideuá que os espera a la llegada...

4 comentarios:

  1. Buenas sesiones, una gozada poder tener montaña y playa para los entrenos y además buen tiempo!!!.

    Esas sesiones de ritmos son muy "motivantes".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que si, aunque a veces lo tienes tan a mano que no lo valoras..
      Pero es una gozada.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Con tanta gente a tu alrededor, dificilmente te aburres... siempre ahi de quien contar algo, pero veo Anna que aprovechas el tiempo, entrenas, trabajo, blog y familia 100%... eso es tener que multiplicarte en todas las facetas, espero ayer se acordaran de ti.. como una madre excelente.
    Mis hijos se portaron como campeones con su madre.. tambien es cierto que se lo merece todas todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que si, es una suerte porque son buena gente y me demuestran siempre su cariño y yo se lo agradezco así, a mi manera, con mi blog.
      Y los peques se acordaron, claro que si, y como tu dices se lo merecen todas pero a mi, los mios, me hacen sentirme especial.
      Un beso, Rafa.

      Eliminar