Amigos

miércoles, 3 de octubre de 2012

Cavalls de Vent: Un infierno que se convirtió en tragedia

Esta crónica no se por donde empezarla, es de las peores crónicas que he tenido que escribir, pero supongo que no todo es diversión en esta vida, hay momentos difíciles y hay que saber afrontarlos.
A mitad de semana ya empezaban a sonar las alarmas, el mal tiempo llegaba a Barcelona y la peor parte se la llevaban los que competían el sábado, es decir los que iban a la Cavalls de Vent, en nuestro caso era Miguel acompañado por Uri, recién llegado del UTMB.
Esta vez le desee suerte, pero no le pedí foto de finisher, la cosa pintaba mal y le recordé que lo primero era la salud. En contra partida le pedí una foto de Kilian… :)
La organización y cualquier carrera solo se suspende en caso de tormenta eléctrica o lluvia torrencial y los radares solo daban lluvias moderada, por lo tanto la carrera se mantenía.
El sábado amaneció tranquilo, se daba la salida en Bagà con una gran expectación, estaban Kilian, Kupricka, Miguel Heras, Emma Roca, Tofol Castanyer, Nuria Picas…  un lujazo  y el espectáculo estaba servido.
Pero no tardarían en aparecer las primeras gotas de lluvia, la carrera la podemos dividir en dos, los pro y el resto de mortales.
Los pro salieron a saco corrieron desde el minuto uno, solo hay que ver los tiempos.  Kilian llegó en menos de 9h, eso fue lo que tardó en hacer 84km con un desnivel + de 6100m, increíble.
El resto visto las previsiones salieron mas a reservar, la carrera se preveía dura y es que en apenas 13km tenían que subir a 2520m, el punto mas alto de la carrera, en el Niu de l´Águila, una locura.
A los primeros no les enganchó, pero al resto  a esas alturas el agua ya era nieve, la niebla empezó a espesarse y a soplar un aire inhumano, se rondaba los 0ºC. La gente llegó como pudo a los refugios, pero en condiciones lamentables. Todos calados hasta los huesos, sufrían de hipotermia, unos mas graves que otros.
En los foros ya se empezaba hablar de abandonos masivos 100, 200, 300…no estuvimos tranquilos hasta que recibimos el mensaje de Miguel que estaba bien pero abandonaba, había tardado mas de 25 minutos en recuperar la sensibilidad de las manos y aun habiéndose duchado con agua caliente,  no había podido quitarse el frío del cuerpo. Habían sido casi 6 horas durísimas y llega un momento que la salud, es lo primero. 




La mayoría ya abandonaba en el Niu de l´Àguila, Miguel aún había continuado hasta el siguiente punto de control el Refugi del Serrat. Pero el escenario era el mismo, montones de corredores intentando entrar en calor, con la mirada perdida, esperando que las manos les dejaran de temblar compulsivamente, para poder tomarse el caldo caliente sin derramarlo todo. Y los médicos y voluntarios saturados de faena intentando que los que estaban peor no se durmieran o perdieran el conocimiento. Empezaron con 4x4 a evacuar a la gente, pero había demasiada y se hizo interminable…
De 1000 corredores apuntados, tomaron la salida  896, a meta llegaron 223, el resto 673 tuvieron que abandonar.
Pero lo peor estaba por llegar, nos despertábamos con la noticia que una corredora había fallecido a causa del frío, Miguel me lo confirmó.  Pero al momento me llegaba un mensaje al mail dandome la noticia, era Teresa Farriol, aunque no la conocía personalmente si  seguía sus crónicas porque pertenecía a unos de los grupo en los que estoy inscrita por el tema del Blog y el deporte. Era junto a Pau, su marido, de los miembros mas activos, ella era Campeona de Cataluña de veteranas de ultrafondo, o sea que experiencia no le faltaba, recuerdo haber leído como preparaban esta carrera, ella competía pero él, lo tenía todo calculado para verla en los máximos puntos posibles y darle su apoyo… Os vais a cansar de verme…les decía en plan de broma al resto del grupo que también competía.
Pero a veces la montaña es dura y nos enseña su peor cara. Buscar culpables ahora es una tontería… hay quien dice que los runners somos unos inconscientes, hay quien dice que la organización debía haberla anulado, yo soy de las que opina que la gente no iba preparada para el frío y eso sí, que se tenía que haber revisado… Pero nadie podía imaginar que se iba a levantar ese temporal, ahora es fácil opinar. 
Si le preguntáramos a Salka, nos diría que no pasa nada, es el destino y era su momento, ya está, no hay que darle vueltas. Pero aún así es duro.
Desde aquí, desde Triatlón en familia, quería darle mi mas sincero pésame a Pau, sus tres hijos y el resto de su familia.
Una Cavalls de Vent épica, que seguro será difícil de olvidar  para Miguel, Oriol y el resto de los participantes.

9 comentarios:

  1. Cuando hablamos de alta montaña es otra historia y lo digo por propia experiencia... respeto es poco, un poco de miedo viene muy bien.
    Pasar de 2000mts en montaña es un panorama complicado con mal tiempo y muy peligroso.
    Ana siempre lo digo y mucha gente me dice!!! pues yo aguanto.. ahi que sufrir lo justo, primero somos nosotros y toda la familia que tenemos detras.. no se trata de llegar a cualquier precio... ah y posiblemente el año que viene este en la linea de salida de la cavalls del vent...

    ResponderEliminar
  2. Cuando hay ese número de abandonos la organización debe plantearse cortar la carrera de inmediato. Las condiciones climatológicas entiendo que ya se veían que eran muy malas, no es que el tiempo cambiara de repente. Mi pésame a esa familia.

    ResponderEliminar
  3. La montaña es muy peligrosa y como bien dices los pronósticos ya avisaban de que podía ser muy complicado.

    Cuando hay que transitar por encima de los 2000 con esas previsiones cualquier precaución es poca. Por otro lado todos intentamos siempre ir un poco mas allá y retirarse requiere una fuerte dosis de valor y cabeza que pocas veces tenemos.


    ResponderEliminar
  4. Creo que hemos perdido el respeto a la montaña, mi mejor amigo murió hace 4 años en ella. Era uno de los mejores corredores de montaña.Desde ese día la tengo mucho mas respeto. Abandonar algunas veces no es de cobardes, simplemente es de sabios.

    Encarna

    ResponderEliminar
  5. Ya lo he comentado en otros blogs, mi más sincero pésame a la familia de Teresa y una pronta recuperación para Miguel.

    ResponderEliminar
  6. Mi sentido pesame a toda la familia de la fallecida, lo hago a traves de tu blog , me quedo sin palabras,saludos

    ResponderEliminar
  7. Hablar ahora es facil, pero un chubesquero no era suficiente para esas condiciones adversas. Poca equipacion y una organizacionque seguro se arrepiente de no haber suspendido.
    Espero sirva para que la gente sea mas comprensiva cuando se recorta o suspende una prueba por seguridad, a pesar de todo lo que comporta. Pensar tambien, en que no todos son kilian, es decir ,no todos van tan bien preparados, ni todos estaran expuestos 8 horas a esas condiciones, la montaña es asi, pero estaban todos en una prueba deportiva controlada.
    por supuesto, una perdida irreparable para esa familia, desde tu bloc dar mi mas sentido pesame.

    ResponderEliminar
  8. Me ha puesto carne de gallina tu explicación sobre quien era Teresa Farriol. Esa cita de las palabras de su marido me ha impresionado. No puedo imaginar lo que estarán pasando...

    Descanse en paz.

    Muchas gracias Ana

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la crónica Ana, no creo que se pueda resumir mejor lo que paso en Cavalls.
    Cuando afrontamos un reto de este tipo, creo que no se es consciente totalmente de todos los peligros, por supuesto hay que ir equipados, aunque a Teresa que llevaba 3 capas no le sirvió de mucho. Tambien hay que valorar las condiciones, no es igual correr a 15ª que a 0º y mojado, en estas condiciones hay que extremar las precauciones, plantearse abandonar mucho antes que otros dias.
    Hay que recordar que lo importante es volver a casa, para poder ir a otras carreras, para ver a tu mujer y a tus hijos, para tomar unas cañas con los amigos.


    Un beso a todos.

    Gracias por vuestro apoyo.

    Miquel

    ResponderEliminar