Amigos

viernes, 2 de noviembre de 2012

Como ser madre,trabajadora,triatleta.... y no morir en el intento.

Los amigos de Triatletas en Red han decidido dedicarle esta semana a la mujer, con entrevistas y artículos de Ana Godoy, Ariadna Coll, Judith Perez...
Esta web la llevan Jose y Gonzalo y la verdad que se la curran mucho, todo lo que necesitéis saber está ahí: la actualidad deportiva, temas de alimentación, entrenamientos, incluso un pequeño rastro para vender material de segunda mano, vale la pena visitarla.
Y porque os cuento esto, sencillo, yo también he sido una de las elegidas para formar parte de esta semana de la mujer y les agradezco el detalle de pensar en mi. 
Mi articulo, si podemos llamarlo así,estaba claro cual iba a ser... Aquí os lo adjunto para que podáis leerlo, pero os ánimo a que visitéis su página web por que os aseguro que encontrareis información interesante...

Como ser madre, trabajadora, triatleta... y no morir en el intento.

Muchas veces la gente cuando sabe que corro o hago triatlones, me suelen mirar raro… Y aunque ahora somos muchas las que nos estamos animando a correr o a  ir en bici, todavía los hombres nos sacan mucha ventaja.
Y aunque digamos que estamos en el siglo XXI y hay mucha igualdad, mis hijos siguen llamando a su padre para jugar a fútbol y a mí cuando tienen hambre o no encuentran su camiseta preferida.
Yo también era así, ¿deporte, eso qué es..?, era de las que mantenía el gimnasio, porque lo estuve pagando mucho tiempo sin acudir y es que siempre había algo que hacer : trabajar, llevar la casa, comprar, los niños…todo era más importante que yo o el deporte.
Mi único contacto con el deporte era mi Blog,  www.triatlonenfamilia.com , en él, escribía los entrenamientos  de mi marido y su grupo de amigos. Yo los acompañaba a las carreras y les hacía las fotos, podía pasarme horas sentada o de pie esperándolos, me gustaba tanto el ambiente como el verlos correr, eso sí, el hacerlo yo, era impensable.
Pero un día eso cambió, mi marido tenía que aprender a nadar para los triatlones de larga distancia y me pidió que lo acompañara al cursillo, iríamos al mediodía. A mí, no se me había perdido nada en el agua y a mi edad, donde iba a un cursillo. Pero me sorprendió comprobar que no era la única, había muchas mujeres como yo, algunas venían por deporte, otras por salud; pero todas coincidían en que  ese rato, era necesario para desconectar y seguir adelante. Yo me sentía bien conmigo misma, me sentía a gusto, era un rato solo para mí, sin pensar en nada más, por unos momentos podía olvidar el estrés diario…La experiencia me gustó y se me dio bien. 
El correr  vino más tarde, aprovecharíamos el rato que mis hijos estaban haciendo extra escolares,  y para el asombro de muchos, ya que no lo había hecho nunca, tampoco se me dio mal, supongo que el fondo que cogí con la natación me ayudó bastante…
Después llegó el probar alguna carrera, mis hijos están acostumbrados a ir para ver a su padre, para ellos es Superman, pero  a su madre se les hacía raro, la verdad es que se me hacía raro hasta a mí…jajaja
Pero la sensación de correr, la gente animando, el no saber  si sería capaz de llegar, sufrí porque tampoco voy a mentir, pero cuando cruzas la meta esa sensación es indescriptible, ya no te duele nada y ver la cara de tus hijos gritando "lo has conseguido, eres una campeona" no tiene precio. El que me conoce un poco, sabe que a mí los tiempos me dan igual, mi nivel de satisfacción no lo puede medir un Garmin. Y a mi familia tampoco, lo único que importa es que lo hemos hecho, que el esfuerzo ha valido la pena y es algo que hemos conseguido por méritos propios.



El año pasado decidí dar un paso más y me apunté a un triatlón, solo me faltaba la bici y eso puedo practicarlo con mis hijos, solemos salir los cuatro juntos. Aprovechamos los fines de semana que hay más tiempo. Es más, uno de mis hijos me dejó su bici para hacerlo, decía que era mejor que la mía, era su manera de ayudarme y yo de  hacerle feliz.  Y aunque Gerard solo tiene 10 años y  Adri, 13, ambos sienten que deben de proteger a su madre y a mí me encanta ver como se preocupan.
Tanto mi marido, Iván, como yo, hemos sabido buscar los horarios para que no interfieran en nuestra vida diaria y para que a los niños les afecte lo menos posible, intentamos madrugar, ir al mediodía o llevarlos a los entrenos, nosotros corremos y ellos nos siguen con la bici.
Os aseguro que yo pensaba que era imposible unir deporte+trabajo+familia, pero me he dado cuenta de que no, es más ahora ya no lo cambio por nada. Tengo casi 40 años, siempre digo que me ha pillado mayor, pero dicen que para esto del running no hay edad y que razón tienen. 
Este año me propuse como reto la Maratón de Barcelona y allí estuve, junto a 20.000 runners más corriendo por mi ciudad,  hubo momentos que no olvidaré nunca, la gente te anima mirándote a los ojos y con un cariño enorme, varios amigos vinieron a correr conmigo unos kms dándome su apoyo, mi marido sacrificó su marca y la hizo a mi lado. Crucé con él y mis hijos la meta, ambos llevaban la misma camiseta que yo la de Triatlón en familia, porque eso es lo que somos ante todo, una familia. Después llamé a mi padre para decirle que lo había conseguido y antes de que pudiera contarle mucho más, me colgó, al principio no lo entendí pero luego lo vi claro,  cuando él contó a sus  amistades que su hija participaba en la Maratón, la mayoría le había dicho que era un reto demasiado grande y ponían en duda que lo consiguiera, ahora tenía que llamar a todos para decirles que sí, que su hija era Finisher.
Siempre me preguntan como lo hago para llevar tantas cosas, pero cuando haces algo que te gusta y te motiva encuentras el tiempo. En cambio, cuando no te apetece, encuentras mil excusas. La verdad que cuanto más cosas haces, mejor te organizas. El deporte me ha llenado de vitalidad, me canso menos, tanto en el trabajo  como haciendo las faenas de casa y  el día me cunde muchísimo.
Aparte, también tengo que agradecerle al deporte, el tipo tan estupendo que me ha quedado...jajaja

17 comentarios:

  1. Ana buen artículo, en nuestra sociedad aún se ve "raro" que una mujer compagine todas estas actividades, la verdad es que lo ideal sería que algún hombre publicara alguna vez un artículo de como ser padre, trabajador, triatleta... y no morir en el intento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja...eso estaría bien...que se pusieran por un momento en nuestra piel, es durillo..
      un beso

      Eliminar
  2. Buena Ana, esta crónica. Oye, no había leído la anterior de David y Didi y me ha hecho mucha grácia,jajajaja.
    Que bueno, no estaban nilas butis todavía, mucha gente no sabe las endocrinas que genera el deporte, la hormona de la felicidad, tú lo has probado y te costará dejarlo, ya lo verás, cambiaras una actividad ó la intensidad, pero vivirás con él siempre mientras el cuerpo agunate.
    Visitare esa page ,cuando tenga tiempo....jajaja un abrazo tri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jordi, y es lo que tu dices una vez que empiezas ya no puedes parar este mundo te atrapa..jajaja
      un besazo

      Eliminar
  3. perdon. he leído una pifia.... endorfinas

    ResponderEliminar
  4. eres todo un ejemplo, y no te lo digo por tirarte flores.

    me alegro que decidieras darle a tú vida este cambio, cuando suba por Barcelona en Marzo, intentaré salir un día a entrenar si me dejáis con vuestro grupo, y de camino meter a mi mujer por tú senda, pero siempre con sus matices debido a su enfermedad.

    salu2 desde matraquilandia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Matraca, pero te aseguro que poder correr contigo sería un lujazo para mi no a la inversa...
      un besazo...

      Eliminar
  5. Viendo la vida que han llevado las féminas que me han acompañado en mi vida, madre, abuelas, novias, amigas,etc, siempre he pensado que sois mucho mas fuertes que nosotros. Yo he visto a mi madre llevar una casa estando mala, con fiebre,etc...yo si tengo fiebre no hay quien me mueva de la cama...

    Saludos y sigue así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... no lo podemos evitar llevamos la responsabilidad de serie y a vosotros os ha venido de perlas..
      Pero todo cambia y poco a poco se esta equiparando..
      un beso

      Eliminar
  6. Genial el artículo Ana y enhorabuena porque no es fácil compaginar tantas cosas y tú eres una auténtica equilibrista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel!!!! Se hace lo que se puede..jajaja
      un beso

      Eliminar
  7. Felicidades por la entrevista Ana! reflejas la realidad de muchas mujeres no solo en España sino en el mundo. Los niños siempre ven al padre como Superman mientras a la madre como dices es la que hace la comida pero poco a poco las cosas van cambiando para bien :-) y como bien dices, cuando tienes más cosas que hacer mejor te organizas!
    A seguir así campeona!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ºGracias Tania!!!!Esperemos que asi sea..
      un besazo guapisima

      Eliminar
  8. Ejemplo a seguir siempre te lo he dicho y sin menos preciar a nadie del signo femenino eres grande , como mujer , madre , esposa , amiga , deportista etc.etc. un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Barroso, que estoy sensible y me vas hacer llorar... muchisimas gracias y un besazo enorme.

      Eliminar
  9. Yo creo que todo es proponerse, si uno quiere puede estar a la altura de hacer lo que desee... independientemente de que unos hagan menos tiempos que otros, lo importante es disfrutar con lo que se hace.. y si encima se comparte con la familia es de matricula de honor, para cada mienbro de la misma.
    Eso si supongo que en casa todos colaboraran!!! no te tendras que multiplicar por 3.
    Un besote Ana y que esa recuperacion sea rapida.. ten paciencia, que muchas veces es lo que nos falta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si abuelo, se esta haciendo largo, pero no hay mal que por bien no venga, estan empezando a darse cuenta de lo que es y cuesta mi trabajo...jajaja
      paciencia, no me queda otra..
      un beso

      Eliminar