Amigos

martes, 2 de abril de 2013

Excursión... en familia

Y después de dos días corriendo el viernes tocaba relax, bueno relax relativo. Cuando casi todos los miembros de la familia les gusta correr o el deporte en general, es difícil buscar una actividad que no esté relacionada con ello.
Así que el viernes decidimos hacer una excursión con los peques, la casualidad quiso que Edu y Jess también hubieran pensado lo mismo, querían que el pequeño Jan también visitara la zona nueva del camino fluvial. Ahora se puede llegar hasta la presa sin cruzarte con ningún vehículo, así que para los críos riesgo cero.
Edu quería hacer ese camino porque es muy ameno ya que pasas por lo menos por 7 u 8 puentes sino mas, porque vas siguiendo el cauce del río y hay que irlo cruzando varias veces.
El pequeño Jan estaba encantado, se divertía junto a Gerard tirando piedras al agua.
Eso si, si lo haces corriendo es bastante rompepiernas, es un constante de sube y baja que te deja destrozado pero en fin, no nos quejaremos que para hacer planito ya tenemos Barcelona.
Por el camino nos encontramos un grupo que iba haciendo nuestro mismo recorrido pero a caballo, aunque estos tuvieron problemillas al cruzar algún que otro puente, ya que eran estrechos y elevados y los animales no lo vieron muy claro, ese tramo tuvieron que hacerlo por la pista.
A la vuelta, Iván se había empeñado que quería enseñarnos la ruta que la semana pasada le había enseñado el Presi, la ruta del carbón. Un sendero por el bosque que iba a parar a donde los carboneros tenían sus cabañas, permanecían allí mientras recogían toda la leña que necesitaban. Nos llamó la atención unos arboles que estaban sin la corteza de alrededor y se ve, que eso lo hacen los jabalíes, utilizan estos árboles para rascarse el lomo, aunque si se descuidan se cargan el árbol.
Con la tontería estuvimos mas de 2 horas y para los peques ya estaba bien, hay que dejarlos con buen sabor de boca que sino no quieren repetir...jajaja
bueno para ellos y para Edu que algún tramo tuvo que hacer con el pequeño Jan a hombros, y por el bien de su espalda, decidimos dejarlo ahí, que al día siguiente ya habían quedado para salir.

9 comentarios:

  1. Muy bien, introduciendo a los más peques en el arte del trekking. Así empezó Killian Journet ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja...no creo que lleguen a tanto, pero como les guste una decima parte que a el ya me conformo..
      un beso

      Eliminar
  2. Todo es necesario , gran dia el que pasasteis todos juntos y sin correr disfrutando aun mas del grupo familiar , besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que si, tambien nos gusta que ellos sepan disfrutar de lo que tenemos tan cerca
      un beso

      Eliminar
  3. Qué bonitas fotos! me encanta que se lleve a los peques a hacer estas cosas. Además, parece que el tiempo os acompañó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, pensabamos que lloveria todos los dias pero para nada, sol casi cada dia..
      un beso

      Eliminar
  4. A mí me va haciendo falta así un día tranquilo disfrutando de la naturaleza!!!! A ver si animo a alguien a venir conmigo!!! Qué envidia!!! :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja..seguro que hay gente que quiere acompañarte, no sera que le da miedo tu ritmazo???
      un saludo

      Eliminar
  5. Lo de ir con los peques en esas excursiones es fenomenal y que mejor forma de hacer un descanso activo.

    ResponderEliminar