Amigos

sábado, 6 de abril de 2013

Masterclass de Swim a cargo de Elena Martínez

Hace tiempo que os hablo de mi fisio, Elena. Como ya sabéis ella era nadadora profesional, su especialidad los 25kms en aguas abiertas, casi nada. Pues muchas veces mientras está en casa nos explica sus experiencias ya que tanto a mi como a Iván nos encanta escucharla. Evidentemente 25km y sin neopreno dan para mucho, desde ver cosas raras por ahí abajo, desde llegar a deshidratarte por falta de agua en el avituallamiento, que ya es subrealista que pase esto en el mar, hasta ganar medallas, porque no.
Pues bien muchas de esas conversaciones acababan en... un día iré a veros nadar y os doy unos truquillos para mejorar...pero bueno son de esas cosas que se suelen decir pero nunca pasan.
No hace falta decir que Elena aparte de fisio es entrenadora personal de natación.
Pero la semana pasada nos llamó y nos dijo que tenía el martes libre y se venía con nosotros y Sergio a la piscina.
Cuando llegó el día y nos reunimos los cuatro en casa, tanto a Iván como a Sergio les dolía el hombro, sonaba a excusa barata o pánico escénico...jajaja, pero era verdad. 

Empezó nadando ella y a mi me entraron ganas de sentarme en el bordillo y quedarme allí mirándola toda la hora, Iván le pidió que hiciera mariposa y madre mía, como se puede deslizar tanto, que perfección. Después de eso, a ver quien era el guapo que nadaba...jajaja
Pero habíamos venido a eso, no? Así que, a nadar se ha dicho.
Elena nos dijo que nadáramos 50m, para ella vernos y así, si hacía falta, corregirnos.
Cada uno hizo lo que buenamente pudo, yo nade como lo hago siempre era tontería intentar hacer ahora la brazada perfecta, porque harás una, dos pero a la tercera se nota que vas forzado.
Al acabar nos preguntó.¿quereis que sea sincera? A todos nos entró la risa y le contestamos que sí, por favor, de eso se trataba...
Elena nos corrigió a cada uno lo suyo y empezó a mandarnos ejercicios de técnica que los tres íbamos haciendo simultáneamente y sin decir ni pío, estábamos alucinados, deseando de probar todo lo que ella nos decía y aconsejaba.
A Iván aprender de gente que sabes que entiende y sabe de lo que está hablando, le encanta. Y yo ya sabéis, cuando me pongo con ropa deportiva me vuelvo una esponja, acato ordenes a la perfección, Elena me nombró su mejor alumna..jajaja
Una de las veces que fui hacer el ejercicio, cuando volvía Elena se me puso buceando debajo mío, boca arriba, mirándome... aluciné. Eso es atención personalizada y lo de mas son tonterías.
Estuvimos 1 hora nadando que se nos pasó volando, como nos íbamos viendo podías notar la mejora por momentos, sobretodo cuando aplicabas bien lo que ella decía, Sergio lo pilló enseguida.
Al acabar nos fuimos a comer, pero los tres ya con ganas de volver otro día para practicar lo aprendido.
Así que Elena de parte de los 3, muchísimas, pero que muchísimas gracias por esa masterclass de lujo.

8 comentarios:

  1. Con cuatro retoques de alguien que sabe y entiende del tema... lo que se puede llegar aprender !!!! pronto te veo haciendo un Ironman.

    ResponderEliminar
  2. Es genial que alguien que sepa tanto te pueda ayudar a mejorar, debiste disfrutar muchoo!!

    ResponderEliminar
  3. Un lujo tener alguien bien experimentada del tema , te enseñe y te pueda corregir en el momento defectos que nosotros creíamos que eran normales y que lo haciamos fenomenal, besos

    ResponderEliminar
  4. Que pasada que alguien así te aconseje. La mayoría creemos que nadamos mas o menos bien pero de técnica no aprobaríamos ni la mitad. Y lo bueno de la natación es que es muy agradecida, en seguida se nota la mejoría. Yo no soy buena nadadora pero este año me he aficionado y estoy encantada.

    ResponderEliminar
  5. Joder que lujazo Ana, de aquí a nada este blog va a pasar a llamarse "Ironman en familia" ;) bss

    ResponderEliminar
  6. Atencion personalizada Ana, un lujazo!!! Que padre conocer a ese tipo de personas que lejos de portarse egoistas, comparten sus conocimientos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Eso está muy bien. Yo le pedi a un crack ayuda hace poco y la verdad es que ha conseguido que nade mal.
    Si,si ,digo bien. Antes era como una piedra, asi que pasar solo a nadar mal ya es un paso.
    así que le estoy agradecido por la mejora. Tambien me miraba por debajo. Lo q ocurre es que corrijes cuando vas fresco, pero al cansarte tiendes a aflorar los vicios.
    Me gusta ver como disfrutais del deporte juntos. Recuerdos a todos tris. A mi no me queda tiempo ni pa publicar, pero espero tenga premio !!!

    ResponderEliminar