Amigos

martes, 29 de octubre de 2013

Coronando el Puigmal...

Se que al ver esto no cuadra mucho con lo que os decía de que iba poco a poco, pero es que tenía que resarcirme de alguna manera.
Hace tiempo que teníamos en la cabeza subir al Puigmal, pero por una cosa o por otra se había ido posponiendo y mirar que lo teníamos fácil porque mi hermana tiene un apartamento en Ribes de Freser o sea que mejor imposible. 
Este fin de semana era el adecuado, no se podía dejar pasar mas tiempo estamos casi en Noviembre y digo yo que dentro de poco llegará el frío y las nieves.
Así que los niños ya se fueron con mi hermana y mi cuñado el sábado para aprovechar un poco mas el finde,   y nosotros con el nuevo horario llegamos sobre las 11 de la noche, lo justo para que nos explicaran que habían hecho y decidir a que hora nos íbamos a levantar. Había que madrugar estaba claro, pero a nuestro favor estaba el cambio de horario así que no costó demasiado.
Hicimos unos bocatas y para Fontalba. Al llegar hacía un aire exageradísimo, te tumbaba, no me lo podía creer por un momento pensé que teníamos que dejarlo correr, pero Iván dijo que subíamos y donde hay patrón....
Mi hermana Lourdes y mi cuñado Amador no son runners y muy claro tampoco lo veían, Iván les dijo que valía la pena, que iríamos despacio y lo principal era llegar, hay que tener en cuenta que también venían los peques y no es cuestión que lo aborrezcan, si no que le cojan el gustillo.


Tengo que reconocer que la subida al Puigmal es durilla, y el aire helado no ayudó mucho porque venía de cara y te echaba para atrás, pero a mi me encantó. Yo iba tirando con mi hijo mayor, Adri, que ya le he cogido el punto, he optado por no decirle nada y tirar y no pasan ni 10 segundos que ya lo tienes a tu lado. Con el que se escapa allí está él, y eso que le dices que salga a correr y no quiere, tiene 14 años es "no" a todo, pero cuando tiene que hacerlo tiene una técnica perfecta que le sale innata y si le sumamos su pedazo zancada, en distancias cortas yo ya no lo pillo.
Iván en la subida se dedicó al peque, empezó subiendo bien pero había tramos duros para él, así que Iván le fue echando una mano, las paradas para reagruparnos le venían bien y el no verse el último le vino de lujo.
Y es que ese puesto lo tenían mi hermana y mi cuñado,
y es que ellos no corren mi hermana por motivos de trabajo y mi cuñado por problemas en la rodilla y claro se les hizo un poco cuesta arriba, de buena gana se hubieran parado a la mitad, pero no contaban con el factor Iván, este no deja que nadie abandone se pone a tu lado te come la cabeza y no te das cuenta y ya has llegado, Iván marcaba los descansos, cuando comer algo, cuando beber, en la subida el llevó el peso de todo, porque yo iba por allí disfrutando como las cabras, es mas él me animaba a que tirara.
Mi hermana en plan de broma le decía a Iván, que había creado un monstruo, ella no se lo podía creer si yo nunca había hecho nada de deporte, ella era mas deportista que yo, bueno ella y cualquiera...jajaja Y ahora estaba allí subiendo cimas, increíble.

Pero tras el último rampón llegamos todos a la cima.. ¡¡¡ Puigmal conseguido!!!
El cielo estaba despejadísimo y desde arriba se veían las cimas de otros grandes picos como el Pedraforca, Montserrat o Turó de l´Home... ¿cual será el siguiente?...ahí lo dejo..
Una vez arriba había como muros en forma de refugio, para parar el aire y los aprovechamos para comernos unos bocatas que nos supieron a gloria y nos sirvieron para coger con fuerza la bajada.
Iván había ido retenido en la subida así que ahora tocaba desquitarse, estaba vez sería yo la que se encargaría del peque, hay que repartirse la faena.
También deciros que me llevé los palos y aunque aún no los coordino del todo, me fueron super bien, tanto en subida como en las bajadas, la verdad que vale la pena. La gran mayoría de gente que subía los llevaba.
Está claro que el primero en llegar fue Iván, después ya fuimos llegando el resto. Cuando quedaba poco yo también me escapé para poder llegar abajo y que me diera tiempo de hacer los estiramientos, que una ya tiene una edad y estas cosas no pueden dejarse. Sabía que el peque con mi hermana estaba en buenas manos, ya quedaba poco y era la parte mas sencilla del recorrido. Detrás mío, como no, llegó mi hijo mayor, al verme a mi, también había decidido correr los últimos metros. Hasta el peque cuando ya lo vio claro, corrió dejando a sus tíos atrás. Y es que lo llevan en los genes, hay que acabar corriendo, con buenas sensaciones, demostrando que te sobran fuerzas y podrías a ver seguido mas...jajaja
Lourdes y Amador no se si pensaban lo mismo, pero mi cuñado bromeaba con el hecho de lo que había que sufrir para poder salir en mi Blog. Hoy se lo habían ganado y con creces.
Así que a todos, felicidades por conseguir este reto.

8 comentarios:

  1. Bonitas fotos de la tirada montañera.

    Se nota que había fresquito jjjj.

    Mi próximo reto cuando se recupere mara de su fisura en el peroné es ponernos con las niñas a practicar deporte en familia.

    salu2

    ResponderEliminar
  2. Buen día habéis pasado, esas salidas montañeras son una gozada y además todo suma, por ejemplo has tenido entrenamiento de palos.

    ResponderEliminar
  3. Solo por la compañía de la familia, el meterle este veneno a los peques por las venas y sobre todo los bocatas al coronar, merece la pena.
    Un abrazo familia.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonitas las fotos. Felicidades.
    Saludos desde México
    http://www.cronicasmaratonytriatlon.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
  5. El aire suele estar presente casi siempre y debido a la altitud... cuando se pasa de 2500mts, la cosa es totalmente diferente, por la temperatura y por los acontecimientos inesperados.
    Mañana fantastica con la family, como me gusta ver gente tan feliz.. en la epoca en que vivimos a seguir asi.

    ResponderEliminar
  6. Triatlon en familia, y montaña en familia.
    Bonita excursión bajo un cielo precioso y con su puntito de dureza. como debe ser para que nos quedemos más agusto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. no hay quien pueda contigo eres única , al final difrutando de ese gran dia que habeis pasado y de esa no menos dura subida , besos

    ResponderEliminar
  8. Te entiendo totalmente, me imagino que tienes unas ganas de montaña increíbles!! me alegro mucho que te hayas resarcido :-)
    Muchas felicidades a todos!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar