Amigos

sábado, 30 de noviembre de 2013

La Navidad ha llegado a la Rambla

Y la Navidad ya ha llegado a Barcelona, aquí vamos por faena, se acaba el verano y no sabes como te encuentras con la Navidad en la puerta de tu casa.
Este año nos han instalado por la Rambla que hay  debajo de casa estos mega galets. En el resto de España no se como va pero aquí en Cataluña es típico en Nochebuena o Navidad comer sopa de galets.
El año pasado los vimos por el centro, este año nos ha tocado a nosotros, ahora ya al correr por la Rambla ya no hablamos de kms ahora quedamos en el primer o segundo galet...jajaja
Iván salió a correr por la mañana al río Besós serían las 7am y al llegar me dice ya no voy mas a correr... y yo no le dejé acabar la frase le contesté directamente que era muy temprano. Y me dice.. si no te hablo de la hora, te iba a decir que ya no voy mas en pantalones cortos. ¿como? ¿pantalones cortos? pero si están dando temperaturas de 2 y 3ºC. Correr corrió pero pasó un frío increíble, tenía los cuadriceps helados, y no me extraña entre el frío y la humedad del río, no quiero ni pensarlo...

Por la tarde me tocaba salir a mi, mi hijo no me acompañó porque os recuerdo que el está de tapering...jajaja pero mi fiel coach, Iván, se ofreció acompañarme, haría doblete pero bueno mi ritmo no es el suyo y solo pensaba rodar unos 40-50 minutos para activar piernas de cara al domingo.
Eso si, a Iván ya no le pillaba el frío otra vez, se puso sus mallas largas skinfit y  su paravientos que para estos días van ideales.
Ibamos corriendo y de lo único que Iván hablaba era de lo a gusto que iba con sus mallas. Tan bien iba que cada vez se iba animando mas y mas, y yo intentando aguantarle el ritmo como podía.
Cuando llegamos al final, al punto donde dábamos la vuelta me dice.. tu no me sigas que estoy haciendo pruebas, me siento super ligero, tu a tu ritmo... ¿a mi ritmo? ¿ y me lo dices ahora?...
Hay que ver el poder que tienen unas mallas o el sentirse a gusto cuando uno corre, está claro que hace frío, es mas se notaba la ausencia de gente corriendo, normalmente tanto en la Rambla como en el río hay muchas mas, pero mientras lleves las prendas adecuadas no hay problema. Y ahora que hemos conseguido cuadrar de nuevo los horarios os aseguro que no va a ser el frío el que me deje en casa.

5 comentarios:

  1. Yo lo que llevo mal con el frío es la nariz, jeje, lo demás tapadito. Suerte en esas próximas carreras para todos.

    ResponderEliminar
  2. "enllegando" diciembre malla larga hasta febrero. Y guantes al estilo Diego Costa (soy capaz de ir "arremangao"). Manías.

    ResponderEliminar
  3. ¡Las mallas voladoras!
    El frío no puede con nosotros. ¿Cuántos galets te tocan en el próximo entreno?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Con el tamaño de esos gallets necesitas una olla grande para esa sopa jajajaj. Ah y a todo esto por aqui esa comida no se lleva jajaja
    ¿frio? Pues ha empezado fuertecito, por aqui hay días que agradezco haber dejado atrás el maratón, porque un par de horas de tirada con estas temperaturas no sé yo... brrrrr

    ResponderEliminar
  5. Pues... Yo en invierno, a no ser que estemos bajo cero, salgo en pantalones cortos por el río, aunque eso sí, camiseta larga, buff y corta vientos, que la configuración de piernas de verraco y brazos de maratoniano es complicada de ajustar con el frío... :)

    ResponderEliminar