Amigos

jueves, 29 de agosto de 2013

Probando el paddle surf !!!

Y nosotros con el resto del grupo tenemos la costumbre de cuando alguien sale a correr o hacer cualquier tipo de deporte, mandamos una foto por whatsapp para demostrar hazaña o simplemente poner los dientes largos al resto...jajaja
Pues este verano, Vistu, el surfero del grupo, a parte de mandarnos sus fotos de correr o bici, nos mandaba fotos haciendo paddlesurf, la verdad que yo no sabía lo que era, pero después de ver varias fotos, nos llamó la curiosidad y decidimos probarlo.
Vistu tenía un amigo, Héctor, que tiene una empresa y se dedica a impartir clases y organizar travesías por la playa, Sup Costa Brava , tu decides la zona de la costa y el lleva allí todo el material necesario para la actividad.
Yo soy bastante patosa para estas cosas y no voy a negar que iba con algo de nerviosismo.
Pero Héctor nos tranquilizó diciendo que a todo el mundo le costaba entre 20 y 25 minutos cogerle el tranquillo y que sí nos caíamos porque nos íbamos a caer, que no intentáramos hacerlo con estilo, era imposible... ;)

Y que razón tenía, salimos de la orilla estilo polinesio, es decir, de rodillas encima de la tabla.
Yo así me veía bien, podría haber aguantado las dos horas en esa posición es mas iba de las primeras. Pero al girarme mi sorpresa fue que Iván ya iba de pie como Pedro por su casa, al igual que Adri. Me quedaba la baza del peque, Gerard, pensé que el no se pondría de pie pero me equivocaba, también estaba intentándolo y con éxito, al igual que el resto del grupo ya que también se apuntaron el Presi con su familia y Dory con su peque, aunque para las tres crías les habían montado una canoa que manejaban como expertas.
No quedaba otra que ponerme de pie, Héctor me animó a que lo probara y pese a los nervios del principio y a unas cuantas caídas conseguí manejarlo sin problemas, el truco, no pensar que vas en la tabla y disfrutar del momento.
El periodo de adaptación fue muy divertido, mirabas a alguien y pensabas lo ha conseguido pero al instante lo veías en el agua y como te rieras ibas tu detrás y así uno detrás de otro. El que se llevó la palma fue el Presi que llegó hacer la croqueta y todo encima de la tabla antes de caer...jajaja
Nosotros íbamos los cuatro en tablas, pero las crías no y querían probar, a ellas no les habían cogido tablas por miedo a que fueran demasiado pequeñas pero casi mejor que los padres enseguida estaban de pie y dandole al remo como si lo hubieran hecho toda la vida.
Lo impresionante era ver tanto a Vistu como a Héctor, como dominaban, con que tranquilidad...era alucinante ni que decir tiene que ellos no probaron el agua.
Lo importante es que pasamos una jornada muy divertida, experimentando deportes nuevos y como siempre... en familia

lunes, 26 de agosto de 2013

Volviendo a los entrenos...

Y las vacaciones están muy bien, pero los días pasan volando y la 5 cims, 5 horitzons está a la vuelta de la esquina y hay que entrenar, porque tal y como ha ido el tema de las lesiones me faltan muchas horas de running. Primero vino la rotura del hombro, cuando consigo recuperarme me rompo el isquio y ahora que parecía que iba saliendo lo complico con una fascitis, a causa de haber corrido cambiando la pisada por miedo al dolor del isquio. Así que me noto que no estoy en el mismo nivel de forma del año pasado pero se hará lo que se pueda, de momento corro con el pie vendado porque sino la fascitis no me deja, aun así molesta un poco pero alivia bastante.
Así que esta semana hemos hecho tirada larga de casi 3 horas con subida al Sui incluida, que es uno de los picos que me encontraré en la cursa. No lo hice todo corriendo porque, madre mía que rampones pero en la carrera también voy a tener que caminar así que todo tipo de entreno me vale.
Allí la gente cuando sube pide un deseo y pone una piedra y está claro que yo no iba a ser menos... ;)
También hemos hecho salida a la presa, una vez Iván y yo solos y otra con la familia.
Y al albergue de Vallforners esta vez nos acompañó Didi, que se había saturado un poco después de la Vallmar (30km) pero ya esta de nuevo de vuelta a los entrenos.

Y el reto del verano para los peques era la subida al Matagalls, desde que subimos nosotros el mes pasado ya solo teníamos en mente volver con ellos.
Y después de aplazarlo varias veces el miércoles de luna llena fue el día elegido.
Edu y Jess, y Sergio y Laura, se unieron a la salida con sus respectivos peques, estos son pequeños y hubo que llevarlos a cuestas pero cuando llegas arriba y puedes compartirlo con ellos das por bueno el esfuerzo.
La casualidad quiso que a mis sobrinos también les llamara la atención y quedaron con sus amigos, entre ellos Alex, que es una mákina, para ir el mismo día y a la misma hora.
Y la verdad compartir con ellos su primer pico también estuvo muy bien.
Mis peques aguantaron como campeones el mayor sobrado y el pequeño que casi siempre hay que echarle una mano, hizo todo el camino el solo.
Incluso en la bajada, como Iván llevaba a uno de los peques, ellos bajaron corriendo con Álex y aguantarle aunque fuera unos metrillos, a ellos les hizo sentirse bien.
Ya los últimos metros suerte de la luna llena y los frontales que llevaban Iván y Edu, porque al salir por la tarde e ir tanta gente siempre la cosa se retrasa.
Pero sin duda esta será una de esas salidas que no se olvidan.

martes, 20 de agosto de 2013

Vacaciones en familia !!!!

Y este verano no teníamos claro si haríamos vacaciones o no, todo dependía del cambio de trabajo. Como al final se retraso la cosa y hasta septiembre no nos cambiábamos, hemos tenido via libre para desconectar unos días.
La pregunta era donde íbamos, los críos están en una edad difícil y ya no les vale cualquier cosa, hay que compensar lo que nosotros queremos con lo que quieren ellos y a veces es difícil.
Al final me decidí por confiar en Ur Pirineos empresa dedicada a deportes de aventura en las orillas del rio Gállego, tenían un programa de aventura en familia y enseguida vi que se adaptaba perfectamente a lo que andabamos buscando, aunque ya sabemos que la publicidad es engañosa y siempre te queda la duda, de si habrás elegido el lugar o la empresa correcta.
Pero deciros que esta vez la publicidad se quedó corta, hemos venido encantados, tanto del lugar, la organización como del trato recibido.
Nada mas llegar nos dieron nuestro horario de actividades y nos dijeron diferentes rutas y cosas para ver y hacer en el tiempo libre. Siempre según tus preferencias si eras mas de museos o iglesias, o de hacer senderismo, como es nuestro caso.
Todo lo que nos recomendaron nos encantó, los niños disfrutaron como enanos en las pozas de agua, de un color esmeralda que nada tienen que envidiar a las del Caribe. Nosotros nos decantamos por la ruta a los Mallos de Riglos, con unas vistas impresionantes. Y para hacer algo de culturilla que luego no se diga, fuimos a ver el Castillo de Loarre, y la verdad, que tanto grandes como pequeños, nos quedamos embobados con la explicación de la guía.


Pero Ur Pirineos iba mas allá, para las actividades nos juntaron con 3 familias mas, con niños de edad similares y eso para los padres es un descanso, porque ya sabemos que los niños, niños quieren. Al estar toda la semana con los mismos se crea amistad. Y para hacer este tipo de actividades hace falta. La verdad que nos tocó un grupo increíble, éramos muy parecidos, la mayoría se levantaban a las 7am para salir a correr...jajaja
Casi todos estábamos en el mismo hotel y eso hacia que los críos ya quedaran para ir a la piscina, se veían en el comedor y por el hall del hotel... y al tener el mismo planning cuando salíamos a ver cosas nos íbamos encontrando. Pronto pasamos de ser un grupo a ser un equipo donde importaba poco quien era el hijo de quien o el marido de quien. Todos estaban dispuestos a echarte una mano y eso hacía que fuéramos super tranquilos, no importaba si tus hijos iban delante o detrás sabías que estaban bien atendidos, porque sinceramente, yo bastante tenía con preocuparme por mi misma, porque andar por las rocas del río tiene su miga, nos íbamos resbalando cada dos por tres y siempre había una mano amiga para ayudarte.
Y con los guías o monitores pasaba igual, siempre eran los mismos y eso hace que ya te conozcan y cojas confianza con ellos.
Y de las actividades que os voy a contar han sido increíbles: tirolina, rappel, nadar en aguas bravas, descenso de barrancos, rafting, canoas.. No sabría deciros cual fue mejor. Al principio te da respeto, que una ya tiene una edad, los niños son unos inconscientes pero tu te piensas las cosas, pero todos hemos disfrutado a partes iguales y reirnos, nos hemos reído mucho.

A nosotros nos tocó Santi y Mikel, aunque algún día que hacía falta apoyo vinieron Martín, David y Eneko.
Todos ellos junto a Inés, que era la que nos recibía cada mañana, han hecho que pasemos unas vacaciones inolvidables, nos han trasmitido su pasión por la naturaleza y por su tierra. Y estoy segura que no tardaremos en volver, porque en una semana ha sido imposible verlo todo. Desde aquí os doy las gracias.
A vosotros y a las tres familias que nos han acompañado en esta aventura. Ha sido un placer compartir con vosotros esta semana, desde la mas peque, al mas grande todos habéis dejado una huella que tardaremos en olvidar. Esperamos que algún día el azar, al igual que ahora, nos vuelva a juntar.
Un besazo a todos...