Amigos

martes, 14 de enero de 2014

Salida con sorpresa...

Lo primero agradeceros vuestros comentarios, deciros que si, que seguiremos corriendo y solo el tiempo decidirá los nuevos retos.
Y ahora si, por fin hemos dejado de trabajar los domingos, y la verdad que había ganas de salir a correr. Pero está comprobado que o sales por la mañana o luego la cosa se complica y no hay manera de encontrar el hueco, cuesta salir pero luego la recompensa vale la pena, tienes todo el día por delante para hacer con los peques lo que se les antoje.
Los whatsapp empezaron a sonar, hora de queda las 7:30am, lo que supone levantarte a las 6 y pico. Yo los entiendo, la mayoría tiene los peques pequeños y se levantan pronto, así que, hay que madrugar para intentar llegar antes de que se despierten o que como mucho haga diez minutillos que se hayan levantado, nosotros también hemos pasado por eso. 
Pero ahora ya se han hecho grandes y hacen de todo menos madrugar y mas teniendo en cuenta que los levanto pronto el sábado para ir a trabajar, tienen que hecharnos una mano, es lo que toca. Así que ellos también andan cansados y el domingo les gusta dormir un poco.
Iván y yo decidimos no ir con el grupo y con el hashtag #losquenecesitandormirporquetrabajanmuchashoras avisamos que nosotros saldríamos un poco mas tarde, da rabia porque te gusta ir con el Team, porque vas comentando como ha ido la semana y arreglas el mundo, como yo digo, pero la cuestion es salir y despejarte un rato.

La mañana amaneció húmeda, el suelo estaba mojado y había mucha niebla pero la verdad es que daba gusto correr, la temperatura era perfecta. Decidimos bajar por senderos hasta Cardedeu. Esta chulo ese camino porque aunque parece plano allí nunca lo es , es bajadilla y claro te animas y tiras, tiras y tiras. El problema es la vuelta que evidentemente todo lo que bajas luego hay que subir, y aunque parece plano ves que los ritmos no son los mismos y aquello ya es subida hasta casa. Eso si, cada vez se ven mas runners por esa zona, raro es el día que no te encuentras con alguno y no uno ni dos, sino verdaderas manadas.
La sorpresa fue nuestra cuando uno de esos grupos eran los nuestros, mira que hay caminos para ir y no sabíamos cual sería su ruta, bueno ni la nuestra porque Iván la decide por la mañana según a que hora nos levantamos, el dia que hace o el tiempo que tenemos, pero la verdad que hace ilusión, ellos ya volvían, nosotros bajabamos y ellos subían. Iban en plan tirada larga así que aún les quedaban unos cuantos kms que acabarían con subida a la presa de Vallforners. Tuvimos 5 minutillos para comentar la jugada y hacernos unas fotos.
 Ya durante la subida Iván fue haciendo sus cambios de ritmo, mientras yo bastante tenía con aguantarlo.
Pero al llegar te sientes como nueva, con ganas de afrontar el día además tienes esa sonrisita tonta de saberte con los deberes hechos.

10 comentarios:

  1. Jejeje, ¿madrugar? :) A las seis y pico es a la hora a la que vuelvo yo de entrenar... ;)

    Esos encuentros inesperados con gente conocida corriendo son lo más... Da una alegría... Sobre todo cuando te encuentran a ti, te saludan, miras, tardas un momento en reconocer a la persona y luego te poner la mar de contento...

    ResponderEliminar
  2. Las mañanas de niebla corriendo por el monte tienen un algo especial, si además el encuentro con tu manada pues complemento ideal.

    ResponderEliminar
  3. Si a los multiples caminos añades la niebla, estaba claro que el destino os unió. A disfrutar corriendo buscando huecos cuando se puede, a seguir así.

    ResponderEliminar
  4. Cuando salen esos días húmedos y con niebla es una auténtica gozada ir por el monte, seguro que disfrutasteis como enanos. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Cuantos mas gente mas batallitas que contar.... algun dia me escapare por esa zona para hacer unos 25km de montaña.
    Este año espero estar en la carrera larga que organizais... que dia era!!!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta llegar a casa por la mañana temprano después de entrenar los sábado y domingos y percibir el olor café recién hecho, los dibujos en la tele y los peques en pijama desayunando recién levantados, luego una duchita y a disfrutar del día.
    Qué razón tienes, un abrazo familia.

    ResponderEliminar
  7. Familiaaaaaaaa , la veradad que esas mañanas que amanecen de esta manera es una pasada correr por esos caminos de Dios y si es con un gran grupete de amigos maravilloso , besos fuertes

    ResponderEliminar
  8. Esas mañanas son fantásticas. A veces después de una semana dura se hace difícil salir a correr por la mañana para un día libre que tienes pero los que solemos hacerlo sabemos que precisamente, una vez lo has hecho, es eso lo que hace que ese día merezca más la pena.

    Me alegra ver que sigues con tu fuerza de voluntad y encontrando tiempo para seguir aquí.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Estáis consiguiendo la cuadratura del círculo: curro, familia, entreno... ¡¡bravo!! a veces salimos a horas en las q uno no sabe si el de frente sale o entra ;). Si tuviese q salir para estar cuando se despiertan los enanos creo qsería muucho más temprano. O tarde.

    ResponderEliminar
  10. A mi tampoco me pillan los domingos temprano temprano por ahí. Dejo que los demás pongan las calles, los montes e incluso la presa de Vallforners y cuando el mundo está ya en su sitio e Internet arrancado ( a la noche le quitan las pilas para que no gaste ) me voy a correr jajaja
    Está chulo esos encuentros inesperados por el camino, sobre todo si puedes darte la vuelta y acompañar un rato
    Un beso.

    ResponderEliminar