Amigos

viernes, 14 de febrero de 2014

Runeando por la playa...

Y esta semana han ido raros los entrenos, el tema ya no está en buscar huecos es que a Iván y a mi nos gusta correr juntos, ya nos hemos acostumbrado, es mas yo no recuerdo si alguna vez he corrido sola, quizá alguna Rambla durante la antesala de alguna carrera pero poco más. Así que, al intentar unir los huecos la cosa se complica. El jueves tarde que es cuando hay hueco a Iván se le complicó con cosas del trabajo y yo tenía Fisio a las 4 de la tarde y sabía que después de la sesión la fisio no me dejaría correr.
Así que por la mañana sin decir nada salí a correr, el secreto no duró mucho en la primera esquina ya me encontré a mi suegra, venía de caminar, le dije que iba hacer un par de kilómetros para que entrar en detalles, una mentira piadosa..jajaja
Mi idea era hacer la ruta de las Ramblas, Guipuzcoa, Prim y Diagonal.
Pero al bajar por Rambla de Prim, y con el calorazo que hacía, decidí cambiar la ruta, solo cruzando una calle me plantaba en la playa. Y conforme mas me acercaba mas ganas tenía de hacerlo, ¿para qué correr entre los coches, pudiendo ir por el paseo marítimo?
Hacía algo de aire pero estaba el día super despejado, el agua tan azul, el ambientazo de gente y pensé.. ¿Te vas a quejar por el aire? si es un lujo lo que estás haciendo... 
Y me acordé de Iván, estaba comprando y preparando género para el día siguiente, lo último que pensaría es que estaba yo sola corriendo por la playa. Y decidí mandarle una foto para demostrar hazaña...jajaja
En ese momento sólo pasaba un hombre mayor y le pedí el favor de hacerme una foto. El momento fue surrealista parecía de cámara oculta, el hombre me decía convencido que yo no salía en la foto, la playa si, pero yo no. Llegó un momento que me hizo dudar y fuí a mirar si se había estropeado el móvil pero no estaba bien, yo ya me reía porque tenía al hombre a un metro, tenía que salir en la foto por pelotas pero el hombre no dejaba de cambiar el ángulo. Al final la hizo con el firme covencimiento de que yo no salía, al ver el resultado evidentemente salgo en la foto, me contestó con un... A mira, pues si que sales.. jajaja, Le agradecí el favor pero la sonrisa de la cara no se me quitó hasta casi llegar a casa.
El Paseo Marítimo la verdad es que es espectacular, iba corriendo con las torres Mapfre y el Hotel Vela al fondo, que la verdad me tiraba ir hasta allí, pero una cosa es salir a correr y otra no estar en casa cuando los críos vengan a comer, pero me la guardo para el próximo día, a las Torres si que llegué y allí ya abandoné el Paseo para encarar la Calle Marina que también tiene su aquel, vas subiendo, porque es subidita, pero con la Sagrada Familia al fondo. Al llegar arriba cojí Meridiana, vas en paralelo a la via del tramvia y desde allí ves la Torre Agbar y el techo de los Encantes que te recuerdan que ya queda poquísimo para llegar a casa.
La verdad que me sentó de maravilla la vuelta. Cuando llegó la fisio me dijo que tanto la planta del pie, como el isquio lo tenía super cargado, ¿no te ha molestado al correr? y la verdad que no supe que contestar, yo creo que no me molestaba o eso, o iba tan feliz que ni lo note...jajaja

8 comentarios:

  1. Me gustn las historias que transcurren por muchos sitios, pese a no conocer los sitios reconozco perfectamente esa sensación de navegar. Mañana vuelvo a correr, me he sentido acompañado en este tiempo y te lo agradezco.

    ResponderEliminar
  2. Joer, q bien poder correr x la playa, menudas sensaciones. Saludos

    ResponderEliminar
  3. La torre Mapfre, paseo marítimo, diagonal...........que bonitos recuerdos de la maratón de barcelona.

    Cuando te acostumbras a entrenar acompañada con la misma persona se hace raro salir sola, pero algunas veces no nos queda más remedio. Pero supiste suplir la ausencia por un bonito entorno como es la playa. Y eso que tenías a la suegra en plan sherlok holmes jejjejejejejeje.

    A seguir disfrutando y cuida esas molestias.

    salu2

    ResponderEliminar
  4. La playa... ¡¡qué gozada!! Envidia y no poca me das en esta salida. ¡¡Bien hecho!!
    Oye, ¿estás segura que sales en la foto? porque yo no veo a nadie... jajajaj, como si esto fuera cuarto milenio.
    Cuídanos a esa suegra, que la pobre mujer seguro que le ve a Iván muy delgado... ¿a que si?
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Qué cielo tan azul.
    ¡Pues el señor que te tomó la foto iba un poco despistado! Porque ahí estás la mar de guapa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Cuando más disfruto del running es en el periodo estival, correr sin presiones, y con el mar como testigo...
    uff no hay nada igual. cuida esas molestias compi

    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Había visto comentarios tuyos en otros blog pero nunca había entrado.Con tu permiso me quedo por aquí,
    Vaya gozada de ciudad bonita que tenéis para correr, a disfrutarla!

    ResponderEliminar