Amigos

martes, 20 de mayo de 2014

Adaptandonos a los tiempos...

Tengo la sensación de haberme pasado este último año intentando organizarnos, aunque sin mucho éxito, la verdad. Los críos van a acabar el cole y ni nos hemos enterado. No se si es bueno o es malo pero el tiempo se ha pasado volando y sin poder mantener una rutina. Las lesiones tampoco han ayudado y llega un poco a desesperarte, ya no es el hacer deporte, lo he dicho muchas veces, es que el deporte es nuestra vía de escape, te da un poco la sensación de que lo único que haces es trabajar. Hay quien dice que aquí en Barcelona no sabemos vivir, que lo único que hacemos es trabajar y puede que sea verdad, pero que queréis que os diga, aquí todo está muy caro y si quieres tener un mínimo de confor y pagar todos los impuestos, que esa es otra, hay que trabajar no hay mas.
Pero para que veáis hasta que punto llega la desesperación y que estamos viendo un poquito la luz os contaré una anécdota.
El otro día llega mi sobrino a la parada y le dice a Iván: ¿Tete has visto la máquina de pesas que venden en la subasta?, la subasta es la parte del mercado que cambia cada día, nosotros tenemos puesto fijo pero esa parte se subastan lotes a diario y va cambiando. Iván y los críos se fueron a verla, yo me quede, primero porque alguien tenía que quedarse y segundo porque donde íbamos a meter una makina de pesas, era una locura, para que perder el tiempo. Vinieron diciendo que era muy cara. Iván le había echo una oferta pero un tanto descabellada ya que le daba menos de la mitad.
Por la tarde voy a dar una vuelta y veo que estaban cargando la maquina y pensé que lo que no se venda aquí, no se vende en ningún sitio. Pero al fijarme bien era Iván quien cargaba la maquina, no me lo podía creer, él y los niños habían decidido montar un gimnasio en el almacén que tenemos en la planta baja del mercado. Lo primero que pensé es que estamos perdiendo el norte, pero he de reconocer que ya he bajado unas cuantas veces con el crío hacer cuadriceps, bueno yo cuadriceps y el hace pecho o brazos, no se muy bien que hace porque pone tanto peso que eso no hay quien lo mueva, pero a los dos nos va estupendo. Eso cuando no se va con mi sobrino que también se ha enganchado. Vamos que ahora vienen los críos con mas alegría a trabajar...jajaja
Conclusión: Que si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña o a grandes males, grandes remedios cualquiera de los dos refranes nos va bien. No podemos ir al gimnasio pues nos montamos uno donde pasamos gran parte del día, una locura lo se, pero de pequeñas ilusiones se vive.

Mi lesión y la de Iván ahí van por su camino poco a poco van mejorando pero la cosa es lenta. 
La fisio me obliga hacer piscina y creo que ya tengo el hueco para ir. E Iván también ha encontrado su rutina acudiendo al río con la bici de carretera junto a Xavi, nuestro Ironman por excelencia que también trabaja en los Encantes. Ambos van por las mañanas antes de ir a trabajar, el primer día les costó pero bueno un tira del otro y aunque son las 6am, debo decir que no están solos hay tanto runners como bikers, cada una hace su entreno y a Iván le ha cambiado hasta la cara y yo me alegro. Nos ha costado pero poco a poco nos vamos encauzando.

Este domingo hemos salido con la bici, no corremos pero estos parajes acogen a todo tipo de deportistas y para los bikers también es un paraíso. Las fotos están hecho en el plano pero fue un constante de sube y baja.
Aunque era el primer día y tampoco había que pasarse, aún así yo creo que se nos fueron mas de 2 horas. El mayor no quiso venir, está en la edad del pavo aunque creo que un poco algo luego se arrepintió, de la próxima no se libra, el peque si vino, se pasó el rato repartiendose entre su padre y yo, en las zonas complicadas se ponía a mi lado no se fiaba de que me fuera al suelo y me iba marcando la trazada pero cuando la zona era fácil se iba a picarse con su padre.
Hubo un tramo del camino lleno de piedras que yo no se el lumbreras que le dio por ponerlas ahí, Iván lo pasó montado pero él no cuenta, yo como buena runner lo pasé corriendo empujando la bici y mi peque como buen biker lo pasó con la bici a cuestas, es una makina.
No me las voy a dar de buena biker porque no lo soy, en según que tramos me bajé, las subidas me van bien pero las bajadas muy técnicas me dan pánico, bueno y si no lo son también, para que mentir. Pero la verdad que disfrutamos mucho, Iván nos llevó por tramos de senderos increíbles que daba gusto ir por ahí, correr me encanta pero en bici los peques nos siguen el ritmo y disfrutar con ellos el aliciente es doble. De momento es lo que nos toca y como la cuestion es disfrutar y desconectar seguiremos así.

13 comentarios:

  1. Comparto el pánico por las bajadas ya sean corriendo o en bici. ¡Uf!
    Qué bueno lo de la máquina en el sótano, hay que buscar estrategias para encontrar tiempo para hacer todo lo que nos gusta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. je, je, q bueno lo de las máquinas si tenéis sitio. Vivir en una gran ciudad es lo q tiene, q todo te cuesta más. También tiene sus ventajas en forma de multitud de planes y alternativas de ocio. Y de lo que ni te enteras de que se ha termiando el curso... totalmente de acuerdo.

    ResponderEliminar
  3. Esto de "triatlón en familia" se os ha quedado corto....Ahora ya tenéis gimnasio en familia. Teniendo espacio para tenerlas en casa es una buena opción un mini-gym para esos días que llueve, hace mal tiempo o, sin más, da pereza salir a la calle a hacer ejercicio.
    La foto del peque con la bici al hombro es de biker profesional. ¡¡Fotaza!!
    Un beso y ánimo poco a poco con esas lesiones.

    ResponderEliminar
  4. Si te sirve de consuelo, aquí por los Madriles... estamos igual, cada vez se vive peor, solo trabajo y trabajo....

    Me alegro que te hayas llevado la montaña a casa :-)

    la bici es una buena opción , claro que si, yo me he comprado ya una y estoy como loco por que me avisen de la tienda para ir a recogerla...

    un abrazote compi

    ResponderEliminar
  5. Desde luego es cuestión de organización, lo malo es sacar el tiempo para organizarte ;-))

    Me alegro que poco a poco vayaís saliendo de las lesiones, la bici es una gran ayuda en esos momentos y el montarte un gimnasio en el curro para poder trabajar algunos ratos una gran solución.

    ResponderEliminar
  6. Es admirable lo que hacéis, sacando tiempo de donde no existe y alimentando el amor por el deporte entre vuestros chicos. Mucho ánimo y a seguir disfrutando así! espero que las lesiones, aunque lentamenta, vayan mejorando, un besazo!

    ResponderEliminar
  7. Me imagino tu cara cuando has visto a Iván con la máquina!!!! :-)) pues ahora a darle uso e intentar fortalecer para cuando volváis a correr, estéis más fuertes!!!
    A disfrutar de la bici que ahora que llega el calor es lo que más apetece hacer.
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  8. Esa es la actitud. Además te vendrá genial cuando vuelvas a correr. Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Hay que aprovechar ahora los días largos, porque igual que se ha ido rápido el curso, también lo hará el verano, vivimos volando, que le vamos a hacer.

    ResponderEliminar
  10. A mi me pasa un poco lo mismo llega junio y todavía estoy retocando la organización definitiva. Teniendo sitio es una buena idea hacerse con una máquina de esas, una de remo, una cinta de correr, un bici de spinning, una elíptica ....

    ResponderEliminar
  11. Si te paras y echas cuentas de lo que pagas en un gimnasio al año seguro que la maquina os ha salido barata y si además tenéis sitio para tenerla mucho mejor. Yo hasta que nació mi niña tenía una habitación de mi casa convertida en gimnasio.
    Que envidia me dais con las bicis, me encantaría salir de vez en cuando pero al final siempre termino corriendo por no preparar la bici.
    Además creo que entre la bici y la maquina dentro de poco os recuperareis y os pondréis fuertes, fuertes.
    Un abrazo familia.

    ResponderEliminar
  12. Hay que organizarse y estar motivados y si el montaje del gym ha servido para dar ilusión..estupendo.Que marcha familiar más chula, jeje..lo importante es seguir disfrutando del deporte, y si ahora toca bici, pues a ella.Me alegro que la recuperación marche.Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Esta entrada me recuerda muchos los inicios del blog TRIATLON EN FAMILIA, en estado puro... ya a llovido desde entonces y no parais ni un momento.
    Me acuerdo que te dije que correria la carrera que organizais y no pienses que me olvide de ella... pero cuando me incribi a Emmona me marque el objetivo de la tempora y con tan mala suerte que coinciden en las fechas... a ver si el año que viene puedo esta con vosotros.

    ResponderEliminar