Amigos

sábado, 12 de julio de 2014

Es tiempo de bike....

Y como estamos en fase de volver a coger la forma y fortalecer, que mejor que complementar el running con salidas de bici y si es en familia mucho mejor.
Los críos ya están en fase pre-adolescentes y  ya convencerlos de algo se pone difícil, ellos siempre tienen un no y te llevan la contraria por sistema, no importa quien tenga la razón, la cuestión es liarla. Menos mal que con manita izquierda de momento todavía siguen viniendo con nosotros, protestan pero luego siempre acaban pasando se lo bien y en el fondo saben que les va a gustar lo que hagamos.
Esta vez les convencimos diciendo que era una salida ligera, sólo para fortalecer mis rodillas, ellos me dan 100 mil vueltas en bici así que si saben que voy yo, la cosa no se complicará mucho.
La salida iba bien, Adri, el mayor siempre delante. Iván en la retaguardia acompañando al peque, y de paso me hecha un ojo a mi que sabe que la bici no es mi fuerte, hasta que llegó la subida a la presa. Yo personalmente tenía ganas de probarla, de pequeña nunca pude subirla, recuerdo que me resbalaba ponía el pie en el suelo y luego ya no había manera de volver a arrancar.
Ademas me hacía gracia porque cuando la subía corriendo con Jessica, no íbamos muy deprisa y aún así adelantábamos a los ciclistas. Hoy iba a saber porque,  he de reconocer que no estoy en mi mejor momento de forma pero madre de Dios, prefiero subirla 10.000 veces mas corriendo que en bici, como me costó me dolían hasta las muñecas de apretar el manillar, en un tramo hice hasta eses para ver si iba mejor, pero la rueda patinaba. 
El primero en llegar fue Adri, después yo aunque con bastante distancia y después Iván con el peque, se había quedado con él para irlo animando, Gerard se va quejando pero aguantó como un campeón, no se bajó. Es mas el último tramo, que tiene un desnivel bastante exagerado, había un padre con un crío pequeño caminando, se notaba que era deportista, cuando vio a Gerard sabía el esfuerzo que estaba haciendo y se paró, empezó animarlo y no se marchó hasta que vio que mi hijo llegó arriba, desde aquí le agradezco el detalle, ya que con los ánimos Gerard hizo hasta sprint final.
Eso sí, luego había que verlos bajando cogen una velocidad bestial, yo si os digo la vedad prefiero no verlos, es mas no los veo porque en las bajadas soy la última...jajaja, me dan respeto y no puedo evitar frenar.
También era gracioso verles el pique que llevan con su padre, Gerard en las bajadas y Adri en las subidas, cualquier subida era buena para ver quien las coronaba, lo daban todo y yo a intentar seguirlos... Así que la salida light nos reventó a los cuatro, llegamos muertos a casa...
 Y en la city, en Barcelona, seguimos la misma dinámica se corre lo que se puede y se complementa con bici, Iván sigue con sus salidas matutinas en bici, pero a él ya le dedicaré un post mañana, que también se lo merecen y yo, salgo con el peque. Es graciosísimo porque él es el que va delante abriendo hueco y yo le sigo. Luego tenéis que oír las conversaciones con su padre diciéndole que soy un peligro por Barcelona.
Pero es que señores, presumimos de ciudad moderna que hemos integrado las bicis a la circulación, pero no es verdad. Carriles bicis hay, pero tu vas circulando por ellos y de repente se acaban, tienes que meterte o por la cera o con los coches, que no se que es mas peligroso..
El paseo marítimo es precioso, pero lo mismo, el carril bici está a tramos, no recorre todo el litoral y ahora con la llegada del buen tiempo y los guiris es una locura. Aún así conseguimos llegar a nuestro destino que era el hotel Vela y la verdad que las vistas merecen la pena. La vuelta la hicimos por el interior y pasamos por los Encantes y la Torre Agbar, que tiene mejor acceso aunque a mi ya me va bien para irle cogiendo el tranquillo a la bici de carretera, que Iván ya tiene sus retos para este verano, y creo que los peques, yo y las bicis de carretera están en ellos, que no nos pase nada, ya os iré informando, yo de momento me voy preparando con el peque y el resto ya se verá... ;)

6 comentarios:

  1. hay cuestas en las q sin duda se va más rápido corriendo q en bici pero, como suelen decir los enanos, lo bueno de una cuesta arriba es q te das la vuelta y es cuesta abajo...y cambia la cosa q no veas... esos piques de los q hablas no tienen precio. eso sí, como bien escribes mejor ni enterarse. "Ojos q no ven..."

    ResponderEliminar
  2. Lo de la pre-adolescencia es para tomarselo con mucha calma, pero si conseguís mantener esa unidad en las salidas habréis ganado mucho para después.

    Lo de "pillar" ciclistas en subida es todo un clásico y muy motivante para mantener un buen ritmito subiendo, pero las bajadas de los tuyos mejor no verlas ...

    BSS

    ResponderEliminar
  3. A mi también me pasa que cuando subo una cuestarraca en bici me imagino haciéndolo corriendo y...lo prefiero mil veces! Seré una eterna globera pero aun asi sigo montando en bici. Es un buen complemento y mentalmente un respiro.
    A seguir pedalenado!

    ResponderEliminar
  4. yo me acuerdo de las zapas cuando voy sufriendo con la bici, lo curioso es que cuando voy sufriendo con las zapas me acuerdo de la bici jejeje, vamos que no nos gusta sufrir ;-)

    ResponderEliminar
  5. Yo la bici sólo para la ciudad, me da mucho respeto para la montaña. Yo sólo para ir y volver del trabajo. Tienes razón con lo del carril bici, deja mucho que desear. Además, con algunos de esos locos del "Bicing" que van a tope es un peligro y con los turistas que van en grupo de 20 o 30 y van ocupándolo todo sin tener en cuenta a los peatones, coches o bicicletas... En fin.

    Os veo muy bien, familia.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Vaya caminos chulos que tenéis para darle a la bici. Eso sí, me gusta más imaginarme vuestra estampa corriendo por BCN. Que si este trozo por el carril bici, que si cuidado con el guiri que viene de frente, que si aquí me paso a la acera, que si corre, cruza, que se pone rojo el semáforo.
    Qué mérito tenéis los que corréis en esas ciudades tan grandes... Donde esté ese pueblico llamado Pamplona jajaja
    Besos

    ResponderEliminar