Amigos

martes, 14 de octubre de 2014

Empezando de cero...

Y una vez pasado el huracán "Panteras" hay que volver a ponerse manos a la obra.
Muchas veces leo vuestros Blogs y la mayoría habláis de vuestro pasado, de como comenzasteis en esto del running y gran parte de vosotros os remontáis a la adolescencia. Esta misma semana Gemma celebraba sus 25 años corriendo, toda una vida.
Pero este no es mi caso, nunca me ha llamado el deporte, no se me daba bien, siempre he sido muy patosa. En cambio me junté con Iván que era el deporte personificado, se le daba bien todo, cualquier tipo de deporte ya sea correr, bici, nadar, deportes de raqueta...lo que sea. Pero nos complementábamos bien porque a mi me encantaba verlo, podía tirarme horas y horas viéndolo o esperándolo en meta sin cansarme.
Este mes se cumplen 4 años que di mi primera zancada, es decir que empecé a correr, con 38 años, una locura...Todavía recuerdo las agujetas tan bestias que tuve a los 5 minutos después de dejar de correr ese primer día, me dolían incluso músculos que no sabía ni que tenía, por las noches dormía boca arriba porque era imposible ponerme de lado del dolor tan exagerado que tenía. Aún así no desfallecí y seguí corriendo. Y paradójicamente se me dio bien, el primer día ya corrí 5km que todo el mundo me decía que era mejor intercalarlo con andar, pero a mi no me hacía falta, lo asimilaba bien.
Empecé desde cero, poco a poco, primero un día a la semana, luego dos, después fui subiendo kms hasta conseguir correr mi primer Maratón, algo de lo que me sentí super orgullosa, nunca había pensado que algún día sería yo la que cruzara esa linea de meta. Bueno no lo pensé yo ni nadie que me conociera...jajaja
Pero aunque creí que hacía las cosas bien, cometí un grave error, no preparé mi cuerpo para correr. Con 20 años igual no hace falta, pero con 38 y sin nunca a ver hecho nada, si que hace. Básicamente porque los huesos sufren y si no tienen ningún tipo de músculos que los protejan, sufren el doble y ese ha sido mi caso. Mi cuerpo no estaba preparado y si a eso le sumamos  la biomecánica que tan poco es buena, pues ya es la bomba. Ha sido una sucesión de lesiones que a mi edad, cuesta de recuperar.
Aunque lo importante es conocer el problema para poder darle solución y ahora ya está claro. Lo malo es que esta búsqueda ha sido muy larga, muchos meses sin correr y sin encontrar mejora. Y ahora el empezar se hace duro.
Me toca volver a empezar de cero, correr muy poco a poco y preparar muscularmente este cuerpo que Dios me ha dado, aunque que ya os digo que lo veo difícil porque yo no he tenido músculos en mi vida, eso sí,  si lo consigo voy a tener mejor tipo que a los 25...jajaja
He tenido suerte, si se le puede llamar así, que Iván también ha tenido problemas con el talón de Aquiles y está en proceso de recuperación por lo tanto empezaremos juntos, una vez mas.
Y en eso estamos... pero cuesta, porque te ves torpe, porque al cuerpo, aunque tiene memoria, hay que recordarle quien era,  y prepararse psicológicamente también porque salir a correr 5km cuando sabes que esa distancia la hacías antes para calentar y ahora hay que parar  porque  si no puede haber  secuelas y dejarte en casa otra vez, cuesta de asumir.
Pero os diré que estoy en modo positivo y lo importante es que me calzo las bambas otra vez, que ya vuelvo a lucir mi coleta que hace mucho que no me hacia y que estamos de nuevo en la calle.
Va a ser durillo y me va a tocar sufrir, pero quien quiere cosas fáciles y dicen por ahí que sarna con gusto no pica, así que empiezo de cero pero con los ánimos por las nubes...


12 comentarios:

  1. Siempre cuesta volver, siempre se hace duro, siempre te da coraje verte donde estas ahora y mirar atrás para ver dónde estabas ayer. Pero no solo al empezar después de un parón, también cuando vuelves a preparar un Maratón o una Ultra, yo a estoy le doy la vuelta como un calcetín y lo convierto en, hasta hay he de llegar y si puedo un poquito más porque además se donde no cometer errores del pasado.
    Animo Ana en unos meses a tope.
    Un abrazo familia.

    ResponderEliminar
  2. Ahora paciencia para volver a retomar la dinámica y poco a poco, como en tus inicios dándoles ilusión a cada uno de ellos.El tiempo pasa volando y pronto estarás inscrita en alguna carrerita. Cuídate mucho, un beso

    ResponderEliminar
  3. La vuelta no es fácil, nada fácil cuando además sabemos el sufrímiento y sacrificios que conlleva... Lo mejor, como bien dices y haces es ser positivo, pero ante todo no pierdas la esencia de porque un día empezaste a correr, los buenos momentos que te dio pero sobre todo los que te tiene por dar. FUERZA ANA

    ResponderEliminar
  4. Ánimo en este comienzo! estoy segura que haciendo las cosas bien conseguirás ser una corredora mucho más versátil de lo que has sido estos años y conseguir nuevos objetivos que ahora ni se te pasan por la cabeza. Mucha fuerza, junto a Iván y tus niños será más fácil. Un besazo campeona

    ResponderEliminar
  5. Ana lo importante es que ahora tienes todo mucho mas claro y que si vas dando los pasos correctos, en el momento que el cuerpo se vaya adaptando la progresión va ha ser mucho mayor y lo que es mas importante sin lesiones.

    A lo de la edad no le des demasiada importancia, oficialmente es una cifra, pero en el fondo es un sentimiento así que seguro que cuando consigas tus músculos tendrás 25 ;-)).



    ResponderEliminar
  6. "En mi opinión" creo q lo estás haciendo bien. Paso a paso, sin forzar. En lo de la edad coincido con los compañeros es que es meramente orientativo si uno se cuida bien y respeta los estiramientos :D

    ResponderEliminar
  7. El paso más dificil es empezar! ya lo has dado Ana!!! osea que adelante!!!
    Lo bueno como dices es que cada vez vas conociendo más a tu cuerpo y así te ayuda a controlar las sensaciones y dolores!
    Y déjame decirte que lo tuyo sí tiene mérito porque de no hacer deporte en tu vida y empezar desde cero cuando conociste a Iván...eso sí es amor! :-)
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  8. Me encanta saber que vuelves a hacerte la coleta para salir a correr.
    Qué bien se siente una con la coleta de correr y que, por cierto, no nos quitamos hasta que nos duchamos.. porque vaya pelos que nos quedan.. jajaja.
    Ánimos, Ana, y poco a poco y buena letra.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Animos , animos , animos , vamos amiga tu si que vales , tu puedes , jejejeje venga Ana tu ya eres veterana en este mundillo y nos has dado dos cientos mil consejos a los de mas , seguro que sabes perfectamente como empezar y volver a disfruta de lo que tanto nos gusta como siempre junto al gran equipo familiar que te rodea , vamos campeona , besos

    ResponderEliminar
  10. Pues si a ti te esta costando, imagínate a los demás cuando nos pongamos al lío jaja. Venga Ana, antes de lo que piensas podrás volver a dar lo mejor de ti misma. Bss

    ResponderEliminar
  11. Si en algo puedo dar consejos ( por desgracia), es en el apartado lesiones, largos parones de inactividad y regreso a los entrenamientos....
    Por mucho que te digan que cuando estas una larga temporada inactiva, cuando regresas partes de cero, no es así, te puedo asegurar, por experiencia propia, que en efecto cuesta, pero ni mucho menos que que cuando se hizo por primera vez, además, la experiencia cuenta mucho y el aspecto anímico, como ya sabes de que va esto, lo tendrás controlado.
    sabes que con un poco de constancia y esfuerzo, volverás en cuatro días a estar como antes, y posiblemente mejor, los parones ayuda a regenerar, a hacernos mas fuertes.. de aquí a dos meses me lo dices y si no tengo razón invito a una ronda :p

    mucha suerte y mucha fuerza

    ResponderEliminar
  12. Pues yo no me veo haciéndome la coleta para salir a correr jajaja
    En serio. Lo de la edad hay que verlo de forma diferente. Con nuestra edad (somos de edades parecidas) vivimos las cosas con una madurez que con 25 años no teníamos. Seguro que lo que te ha pasado ahora, con 25 años lo hubieses gestionado mucho mejor.
    No hay que mirar tanto lo que fuimos (como díria yo... con lo que has sido Novatillo... jajaja) sino el disfrute y el bienestar que nos da practicar deporte. Hacer un poco eso del "carpe diem" y aprovechar el momento, disfrutar de todas las salidas, de entrenos y de carreras. Y vivirlo intensamente.
    Lo dicho, aunque te queda muy bien la coleta de correr (mucho mejor que el pelo de no correr) yo no me veo jajaja
    Un beso

    ResponderEliminar