Amigos

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Fortaleciendo en la mountain ...

Y correr de una forma continuada de momento no puedo hacerlo pero bueno yo sigo con mis ejercicios, voy con los papeles a todos lados. Yo que nunca he seguido un plan de entreno básicamente porque era Iván quien lo hacia, yo solo me preocupaba de correr y ahora, hasta el gimnasio voy con las dichosas tablas de ejercicios, que por fin las tengo y ya he podido empezar.
El primer día, no os voy a mentir, unas agujetas inhumanas pero parece que ya va mejor es cuestión de que el músculo se acostumbre.
Pero si de fortalecer se trata ¿que mejor que haciendo subidas? y mas teniendo la montaña a mi alcance los fines de semana.
Así que el domingo para allí que nos fuimos, fue fácil convencer a los niños porque después de mucho tiempo y gracias a la festividad de todos los santos, por fin tuvimos un sábado fiesta,  vamos que parecía que era semana santa, normalmente trabajamos los sábados de 8 a 8 y claro, cuando acabas muchas ganas de hacer cosas no tienes y ya solo queda el domingo para contentar a todos y es difícil. Pero al tener dos días la cosa se puede repartir mejor y hay tiempo para todo. Los críos tuvieron su sesión de padel, de fútbol... así que el domingo elegía yo...jajaja
Pero es que aunque se quejan antes de salir luego su juventud hace que tengan un aguante impresionante.
Y es que nada mas empezar ya el pequeño se escapó y eso que era un rampón del quince y es que el camino picaba en subida, el mayor decía...No me lo digáis, este es el camino mas corto pero mas duro, verdad? Y la verdad era que sí, podríamos a ver ido por la pista pero no tenía mucha gracia y mas cuando hay un PR que va en ascenso directo hacia arriba y ese iba a ser el nuestro, habiendo senderos que se quite la pista... ;)

Arriba nos esperaba la Ermita de Sant Elías con sus maravillosas vistas,  pero a los niños no hay quien los canse así que seguimos coronando los picos cercanos en un constante sube y baja.
Unas 3 horas y algo nos tiramos dando vueltas y es que cuando vamos los cuatro, el factor prisas desaparece nadie nos espera así que, da igual la hora que llegues a casa.
Me hacia gracia porque Iván y yo llevábamos un ritmo constante, llámalo diesel y tanto Adri como Gerard, iban a trompicones lo mismo iban a tu ritmo que te subían al sprint algún tramo, yo hago esos cambios de ritmo y  me rompo algo seguro, y es que lo solían hacer en los tramos de mas desnivel, yo los animaba, porque ellos se divertían así pero seguirlos... imposible...jajaja
Vimos un par de picos mas que a los críos les llamó la atención pero eso nos los guardamos para la próxima, siempre hay que buscarse una excusa para volver.
Una vez en la cima nos tomamos unas galletas para reponer fuerzas, disfrutamos un rato de las vistas y  para casa.
Y si mis hijos corren en la subida, imaginaros si hay algo de bajada, ya no hay quien los pille.
Pero en fin, la cuestión es que se divirtieron y yo me he encontré bien,  la teoría es que no puedo correr hasta que no acabe de fortalecer, pero el trauma no quiere que lo deje del todo, porque sino me pasa lo que en la cursa de la mujer que cogí una sobrecarga en el isquio que yo pensaba que ya me lo había vuelto a romper del dolor que tenía,  por suerte todo quedó en un susto así que aunque sea poco, en elíptica o cinta algo seguiré haciendo. La cuestión es moverse y disfrutar mientras lo haces.

6 comentarios:

  1. ¡Gran familia la vuestra! Qué ganas tengo que nuestro pequeño tire un poco para el monte... aún estamos en la fase que anda un poco y luego brazos.. jaja. Así es imposible llegar muy lejos. Antes lo metíamos en la mochila de la espalda y a hacer km, pero ahora ya pesa un quintal. ;-)

    Un abarzo y a seguir fortaleciendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. je, je..mi pequeño es igual: grande para la mochila y pequeño para grandes caminatas. pero pensamos q se aburre porque cuando el xxxx llega a una superficie "técnica" echa las manos al suelo y sube como un muflón.

      Eliminar
  2. esos fines de semana se agradecen mucho, y si salen buenos como el sábado mucho más. ¡¡q bien!!

    ResponderEliminar
  3. El tener dos días seguidos de fiesta en vuestro caso tiene que ser una pasada.

    Es bueno que sigas esos ejercicios para ir generando músculo y la montaña es el complemento ideal. Seguramente la elíptica aunque no es lo mismo te ayude a pasar el mono y sin carga articular.

    ResponderEliminar
  4. Vaya par de campeones estáis formando.

    Que bonito, disfrutar haciendo lo que te gusta junto a la familia.

    El gym es una herramienta importante para nosotros los runners, nosotros vamos dos veces por semana.

    salu2

    ResponderEliminar
  5. Cuántas carreras deportivas han arruinado las agujetas jajajaj
    Si algo me gusta de este blog, que te lo digo siempre, es que hacéis las cosas en familia, y bien que las disfrutáis...
    Enhorabuena

    ResponderEliminar