Amigos

viernes, 26 de septiembre de 2014

Trekking bajo las estrellas

Y hoy cambiamos de tercio, y aunque seguimos de vacaciones,  a Suiza le decimos adios y nos trasladamos a la mountain. 
Allí mas que nada a descansar que no es plan de volver al trabajo peor de lo que nos hemos ido, que el año luego se hace muy duro. Aún así, también hicimos nuestras salidillas.
Como la de nuestro aniversario, 19 años, toda una vida y mas si le sumas los 6 años que llevábamos de novios.
El día fue raro, nos fuimos de compras con los críos por la mañana, pero se nos hizo tarde y habíamos quedado en otro sitio a las cuatro y ya no nos daba tiempo de ir a casa a comer, así que, nos comimos un menú rápido  y entre una cosa y otra llegábamos a  casa cerca de las 7pm.
Y la frase fue ¿esta noche os vais de cena, no? es vuestro aniversario...
Y uff! que queréis que os diga lo último que me apetecía era volver a salir para ir a cenar, ni que fuera una mariscada aun tenía el menú del medio día en la garganta, y a Iván tampoco lo veía mucho por la labor. 
De repente me miró y me dijo ¿quieres que nos vayamos al Sui a comernos un bocata?... La cara, yo creo, que se me iluminó y todo. Se que mucha gente no lo entiende, entre una mariscada y un bocata la respuesta esta clara, pero a mi la del bocata me pareció una idea perfecta.
Sin pensarlo dos veces nos cambiamos de ropa y preparamos los palos, la mochila y las torradas de pan con tomate y jamón. Os recuerdo que el Sui es el pico que tenemos mas cerca esta a unos 1318m de altitud. 
Cuando fuimos a despedirnos de la familia para que se hicieran cargo de los críos, al vernos fue ¿pero a donde vais así vestidos?  y que queréis que os diga a cada uno le gusta lo que le gusta. Tuvimos que escuchar aquello de estáis locos, pero ya una está acostumbrada
Salimos tarde, pero no importaba aunque no nos quedaban muchas horas de luz, mas bien casi ninguna, aún así el sol nos respeto y aguantó, se resistió a irse hasta que estuvimos en la cima. La verdad que la subida se me pasó volando, íbamos en plan trekking aunque con pasó ligero. Tardamos unas 2h en subir y me quedé sorprendida, yo pensaba que apenas habían pasado unos 40 minutos, yo creo que era de la alegría que llevaba, que se me pasó volando.
En la cima ya se hizo la oscuridad y quedó un cielo repleto de estrellas, de esos que por Barcelona no los ves nunca, aunque no había luna, la noche era perfecta.
Eso sí, ya nos había entrado el hambre y esas torradas de jamón tenían una pinta estupenda...

La bajada ya fue otro cantar, con las prisas solo cogimos un frontal  y lo llevaba Iván que es el que domina el camino, yo no veía absolutamente nada. Si me ponía delante de él yo misma me hacía sombra y no veía. Si se ponía él delante, mío  él me hacía sombra a mi. Así que los tramos que podíamos ir en paralelo era perfecto, pero los senderos estrechos iba totalmente a ciegas. Me hacía gracia porque me decía, si ves que me equivoco me avisas, y yo pensaba sino veo nada, y la zona de árboles es que los veía todos iguales y con la misma distancia entre unos y otros... Menos mal que estaba Iván y no dudo en ningún momento y os aseguro que la zona de senderos o corriols que le llamamos aquí tenía tela. Iván también estaba preocupado por los jabalíes pero yo bastante tenía con no tropezar como para estar pendiente de esos bichos, es mas ni pensé en ellos.
Al llegar al final fue como... reto conseguido!
Son de esas cosas que salen de improviso pero son justamente lo que te apetecía hacer. Y aunque parezca que son una locura, te sientes super bien cuando lo haces. Supongo que también es suerte que a los dos nos guste y disfrutemos haciendo lo mismo.
Este va a ser uno de los aniversarios que mas tiempo recordemos  por lo bien que nos lo hemos pasado, por lo bonito de estar bajo las estrellas y por lo baratito que nos ha salido...jajaja

lunes, 22 de septiembre de 2014

Coleccionando puertos : Alpe d´Huez

Sería imposible empezar de otra manera que no sea dandoos las GRACIAS a todos y con mayúsculas. Pero chicos no se puede escribir esos mensajes cuando una esta en plan depre..jajaja me ha sido imposible no leerlos sin que se me cayera alguna lagrimilla y de verdad os aseguro que me han ayudado y mucho. He hecho un coctel con todos y he sacado mis propias conclusiones y tenéis razón, de momento no me voy a rendir, sigo en mi lucha particular y se correrá, si es viable, lo que se pueda, por sensaciones o como decía Ra, hay que adaptarse a la limitación y eso haremos, ahora todo pasa por y cito palabras textuales de mi podóloga, Marta Rueda, estabilizar la cadera... es decir, que no se vaya detrás de la rodilla sino que la mantenga en su sitio, sino consigo esto si que ya estaré poniendo en riesgo el menisco y alguna lesión mas gorda... pero de momento tengo una esperanza, veo un pequeño claro de luz donde agarrarme y voy a seguir ahí enganchada todo lo que me sea posible. Pero de verdad, muchísimas gracias a todos.

Y ahora si, volvemos a lo nuestro. Iván es un enamorado del ciclismo, en especial de coleccionar puertos. Cuando fuimos a Francia subió el Tourmalet, en Asturias el Angliru, lagos de Covadonga ..etc
Esta vez, estábamos muy cerca de grandes puertos del Tour de Francia como el Coll de la Madeleine, Coll d´Izoard o el Alpe d´Huez. Pero antes los críos eran pequeños y no iban en bici y con llevarse la suya era bastante pero ahora eramos cuatro, y llevarlas todas en el coche, la verdad, yo no lo veía muy claro.. Me puse a buscar por internet y vi que allí no había problemas para alquilarlas y decidimos hacerlo así...
Cuando bajáramos de Suiza nos desviaríamos unos 50km y nos daríamos un capricho e Iván conseguiría uno de sus sueños o retos.
Estaba mas o menos a mitad de camino entre Suiza y España y como bajábamos ya sin prisa, no habría problemas.
Pero al bajar el GPS nos marcaba que llegaríamos sobre las 2 o 2:15 de la tarde, íbamos con los dedos cruzados para que no estuviera cerrado y mas siendo domingo.
Pero nada mas llegar, en la carretera allí estaba la tienda y abierta, ni nos lo pensamos bajamos, nos cambiamos y alquilamos las bicis. La verdad, que no había mejores tanto la mía como la de los niños eran de carbono y aparte el cambio adecuado, tenían 3 platos aunque Iván dijo que no pusiéramos el pequeño.

Cogemos las bicis y nos vamos dirección Alpe d´Huez. Nos habían dicho que eran 21 curvas y todas numeradas, imposible equivocarte.
Pero una vez en el lío, caigo en la cuenta que con la euforia ni habíamos comido, ni habíamos cogido las galletas para el camino...Dios, grabe error, aparte caía un sol de justicia...
La primera subida ya del 12%, así que niños poner el plato pequeño que esto es inhumano...jajaja Iván no, el siguió con el mediano. Pero ese cambio no era como el nuestro, el mediano era mas grande que el nuestro y el pequeño también, no se hacía molinillo..aún así a Iván le gusta sufrir y no cambio el plato en ningún momento.
Llevaríamos un par de kms ya de la subida cuando el peque se empezó a quedar y yo me quedé con él, era el reto de Iván así que deje que el tirara con el mayor y yo ya iría esperando al peque, era imposible que hiciera eso de un tirón, si había verdaderos ciclistas haciendo paradas, pues imaginate nosotros...
Las curvas estaban numeradas empezaba en la 21 e iba bajando, pero pronto te das cuenta que de 21, nada de nada. Había curvas que no estaban numeradas, ellos solo contaban las que tenían forma de herraduras, las otras no y os aseguro que habían muchas...
Íbamos tirando, pero al peque le dio una pájara importante, intenté reanimarlo, tirandole agua por la cabeza y dandole de la mía.. lo que me extrañaba es que no decía de volver, poco a poco pero seguíamos subiendo... Eso si, la gente que sube en coche o baja reconocen el esfuerzo y te van animando, las motos no,  van en plan kamikace, como si estuvieran haciendo un rally.
Cuando Iván me llamó que bajaba a buscarnos nos quedaban 7 interminables curvas...
Cuando llegó nos había traído galletas y agua, el había preferido subir del tiron para poder avituallarnos, y que bien lo hizo nos sentó de maravilla. A partir de ahí yo tiré en solitario e Iván se quedó con el peque que una vez recuperado seguía subiendo.
A mi hijo mayor apenas le quedaba una curva y yo fui en su búsqueda...
Se hace durillo y es que no hay tregua, dicen 14km de puerto pero también lo miden como quieren.
Recuerdo que veo un cartel y ponía Alpe d´huez 4km, y tu ya te animas sola, llevaría un 1´5km cuando veo otro cartel Alpe d´Huez (tour de Francia) 4km.. ¿como? ¿pero como que 4 otra vez? pues si, quedaban 4, el primero te lo ponen para animar, pero claro, el segundo te hunde en la miseria...jajaja
Al llegar arriba es una fiesta, tiendas de bicis, un hinchable que te da la bienvenida pero a mi lo que mas me alegró era ver al mayor que lo había conseguido y como él dice, sin entrenar... ;)
Descansemos un poco y nos hicimos unas fotillos en el podium que había allí para recordar hazaña. Pero no podía sacarme al peque de la cabeza, no sabía si iba a subir o con que subiera al pueblo de Huez, que estaba mas abajo ya habría bastante, pero Iván le había dejado el móvil a mi hijo mayor y no podíamos comunicarnos, así que, no sabía si empezar a bajar o esperar un poco mas.
Y en esas estaba cuando veo aparecer una bici al fondo y era mi peque, seguido como no de Iván y buff! se desató la euforia lo había conseguido, lo habíamos conseguido los cuatro, no hubiera sido lo mismo si uno de los cuatro no hubiera llegado...
Ya todo fueron choque de manos, abrazos y alegría. Ya ninguno se acordaba del esfuerzo realizado o lo largas que habían sido las curvas... lo único que importaba era que estábamos todos ahí arriba, Reto conseguido!!! y si por si Iván no había tenido bastante, lo había subido dos veces...jajaja...así que todos contentos, nosotros con uno habíamos tenido bastante, os lo aseguro.
Ya sólo quedaba bajar, pero esto era ya pan comido, y con lo que tiran mis peques no hubo problemas, era a mi a la que tenían que esperar, que tuve mi momento de pánico pero se pasó enseguida.
Al llegar abajo y devolver las bicis, Iván se guardaba una sorpresa, reconoció que con el reto se había pasado pero en reconocimiento nos había comprado, cuando subió a por las galletas, a todos el maillot de bici del Alpe d´Huez, para tenerlo de recuerdo y cuando subiéramos cualquier cuesta pensáramos, si hemos subido el Alpe d´Huez podemos subir cualquier cosa ...jajaja

viernes, 19 de septiembre de 2014

La gota que derrama el vaso...

No me gusta escribir las cosas en caliente, lo hago pocas veces porque me gusta pensarlas, darle vueltas y buscar la parte positiva de todo.
Pero hoy lo voy hacer, a lo mejor me arrepiento mañana y mi vida da un giro y la vida me vuelve a sorprender y tengo que comerme mis palabras.
Pero hoy estoy desanimada, no veo la luz al final del túnel, es mas, es tanta la oscuridad que no veo ni el túnel.
Mi vida cambió bastante cuando empecé a escribir este Blog, no hacía deporte era Iván quien lo hacía, yo lo acompañaba y explicaba sus retos, pero a mi me gustaba hacerlo, no me importaba pasar horas y horas arreglando fotos , buscando información para poder hablar con propiedad y luego escribir la entrada.
Había encontrado un mundo, un hobby que me encantaba y me hacía sentirme bien, orgullosa de lo que hacía.
Gracias a escribir, me pico la curiosidad y acabé metida en este mundo. Empecé a correr, sorprendiendo a todo el mundo, porque nunca había hecho nada, es mas, yo siempre había sido mas bien rellenita y había probado de todo para adelgazar, todo menos hacer deporte claro..
Al empezar a correr me cambió el metabolismo y empecé adelgazar de un modo que incluso me asusté, fui hasta el médico el cual me confirmó que estaba perfecta, menos mal.
El running y el Blog cambiaron mi vida y no solo mi aspecto físico, que me importa, sino también me han hecho vivir momentos mágicos y únicos que no me gustaría perder.
Pero hay quien dice que la vida va por etapas y eso fue una etapa y ahora me toca vivir otra.
Los problemas de la rodilla no mejoran, y no mejorarán porque no es un problema de lesión, que con fisio o reposo se curan, mi problema es biomecánico o eso es lo que me han dicho. Simplificando os diré que mi rodilla está torcida, no baja recta y con cada impacto me está fastidiando el menisco. A mi ya me extrañó cuando empece a correr, apenas llevaba unas semanas, y ya me dijeron que tenía desgaste de cartílago, yo que nunca había hecho nada y es que el simple hecho de andar ya me lo provoca.
Pues el correr es lo podéis imaginar, una lesión detrás de otra : rotuliano, isquio, fascitis, trocanter, cintilla... y ahora ya me duele el menisco.. y esto, y es lo que mas me fastidia, sin correr desde marzo.
Hoy me han insinuado que cambie de deporte y buff! yo que siempre tenía el vaso medio lleno, parece que se ha volcado y las gotas de agua se han derramado...
Me falta la visita al podólogo, a que me revise las plantillas, porque pensando que no me hacían nada me las quité, pronaba mucho pero con las plantillas pronaba igual y no le vi el sentido.
Ahora me han dicho que me las tengo que poner, que es lo único que me puede ayudar en algo, tengo que ir a que me las ajusten pero vamos, que me pueden ayudar a no pronar pero enderezarme las rodillas no creo, el podólogo me va  a decir que milagros los justos y mas con 40 años.
Así que esto es una cadena si no corres, que sentido tiene el Blog?
No voy a tirar la toalla todavía, pero son muchos meses ya y pesan, esperaré a ver que me dice el podólogo y de momento seguiré escribiendo las entradas que se quedaron atrasadas al estar en agosto de vacaciones.
Siento daros la brasa, esto es un Blog de correr y tendría que estar hablando de próxima carrera, los números de mis entrenos o cualquier cosa que se parezca pero hoy necesitaba soltar las cosas, porque sino le doy vueltas y vueltas y no consigo sonreír  y mañana cuando me levante tengo que tener la mejor de mis sonrisas porque tengo trabajo, que es de agradecer,  y ademas de cara al público, porque tengo dos críos que suben estupendos y una pareja a mi lado que tampoco deja que me derrumbe y ya lo tengo buscando soluciones. Así que no me puedo permitir una mala cara, eso sí, a vosotros os ha tocado aguantarme pero prometo en la próxima entrada volver a mi tónica habitual y explicaros la subida al Alpe d´Huez que aunque fue una odisea, yo os lo explicaré con la mejor de mis sonrisas.
Bona nit y gracias por estar ahí. 




martes, 16 de septiembre de 2014

Día 3: Chamonix-Mont-Blanc y UTMB

El tercer día decidimos ir a Chamonix, estando tan cerca era imposible no ir a visitar el Mont-Blanc, a estos sitios nunca se sabe cuando vas a volver.. ;)
Llegamos a Chamonix y el follón era enorme, me refiero a la cantidad de gente, veníamos de Suiza que aún yendo a sitios turísticos no había ni gente ni colas, en cambio aquí era una pasada. Compramos los tickets para subir al Aguille du midi y había una cola de dos horas. 
La gente se quedaba allí a esperar. Nosotros decidimos aprovechar para ver Chamonix, es el típico pueblo de montaña o mas bien diría que es como Andorra pero donde todas las tiendas tienen que ver con deportes de montaña, un paraíso...jajaja
Eso si, algunas eran de mírame y no me toques, es decir, eran prendas buenas, especiales para el frío pero muchas con precios inalcanzables. Pero he de confesar que encontramos las del precio adecuado y no pudimos resistirnos, entre ellas la chaqueta que lleva mi hijo mayor en las fotos de abajo.
Y llegó la hora de subir, había que coger dos teleféricos y es que nos íbamos a 3842m de altura, casi nada...
Las vistas eran espectaculares, rodeados de cuatromiles y una vez arriba imponían mas si cabe. Había diferentes terrazas o miradores, desde los cuales era un espectáculo, aparte de ver el Mont-Blanc, ver a los alpinistas alcanzar su cima, te podrías pasar horas viendoles llegar, sus rutas acababan en unas escaleras de hierro que habían en las terrazas, se pegaban la paliza subiendo y luego bajaban en el teleférico junto con nosotros, así que teníamos la oportunidad ver de cerca todo el instrumental que llevaban.
También había gente que había montado tiendas de campaña en la base del Mont-Blanc supongo para intentar la subida y otros que iban en grupo haciendo ruta por la nieve, por que no hace falta decir que allí había nieve por todos lados y que había que ir super equipados. Un par de días después de estar nosotros allí daban la noticia que un grupo de gente había muerto intentando coronar el Mont-Blanc y no me extraña, de cerca asusta bastante.
Y para sustos la habitación de cristal, una estancia de cristal transparente y en el aire. No se si me explico, la habitación sobresalía de la estancia principal por lo tanto cuando mirabas para abajo era como caída libre al vacío. Todo el mundo entraba con miedo, muchos ni miraban para abajo, aparte te ponían unas zapatillas para no rayar con tus botas o bambas el vidrio y que pudiese llegar a romperse y eso claro ya te pone en alerta, pero está gracioso, tiene su punto. Iván no miró para abajo y yo entré agarrada a mi hijo, por si acaso..jajaja 
No me gustó que ellos te dicen cuando bajar, si tu quieres bajar antes no puedes, te toca cuando te toca. Ya te ponen restaurantes y tiendas para entretenerte. Y eso que hay gente que le sienta fatal la altura, a nosotros no nos pasó nada, bueno de vez en cuando se te iba un poco la cabeza o el subir escaleras, que tenías que tomarte tu tiempo, te cansabas mucho si subías deprisa, era una sensación rara. Pero había gente totalmente ko y  blancas como la pared, yo vi a cuatro.
Eso si, nosotros llevábamos nuestros super bocatas de jamón que nos sentaron de lujo... ;)
Aquí el día no estaba muy en condiciones y decidimos no hacer ruta, tampoco nos daba tiempo de mucho mas, teníamos que volver a Suiza.

Y ya que estamos hablando de Chamonix y de que allí todo estaba preparado ya para la UTMB, yo aprovecho desde aquí para felicitar a uno de los míos, Miguel Rubio, que después de mucho pelear por ello consiguió uno de sus sueños, ser finisher de UTMB o lo que es lo mismo The North Face Ultra Trail Du Mont-Blanc.
Ya lo había intentado en un par de ocasiones pero pese a conseguir los puntos no había salido elegido en el sorteo. Este año lo intentó de otra manera, decían que yendo en grupo tenías mas posibilidades así que se apuntó junto a Oriol y a Alexis. Y esta vez si, la suerte le sonrió.

Recordaros que la UTMB son 168km y 9600m de desnivel, una locura. Miguel tardó 40h con sus dos noches correspondientes, en las cuales evidentemente no pegó ojo.
La carrera fue dura, durísima tanto física como psíquicamente hablando.
En los primeros 30km la lluvia quiso acompañarlos esto provocó atascos, resbalones, barro... una odisea. Por suerte paró y dejó una temperatura agradable. 
Según sus palabras ha sido una carrera de paciencia, de no agobiarse, de ir acumulando etapas pero eso si, con unos paisajes increíbles, la montaña en estado puro.
Estuvimos siguiendo su carrera por internet y era emocionante ver como poco a poco lo iba consiguiendo, te despertabas por la mañana y lo primero que hacías era ver si todavía seguía ahí, mirar en que punto se encontraba. Aparte había cámaras que retransmitían la llegada en directo y el poder verlo fue una pasada.
Intentar imaginar lo que sintió al cruzar la meta o querer compararlo con algo es imposible, y él me lo confirmó, porque con el montón de carreras que lleva, deciros que Miguel tiene un curriculum increíble aparte de Maratones y ultras también tiene 5 o 6 Ironmans, pues nada de eso podía compararse con lo que acababa de hacer, había superado con creces sus expectativas.
Y yo que queréis que os diga, me alegro muchísimo y desde aquí no me queda otra que darte mi mas sincera enhorabuena y tu merecidisimo... FELICIDADES FINISHER!!!!

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Día 2: ¿Cervino o Matterhorn?

Uno de los picos mas emblematicos de Suiza es el gran Cervino (4478m), Una montaña pirámidal que hace frontera entre Suiza e Italia y aparece fotografiada en las tabletas de chocolate y claro, estando aquí imposible no ir a visitarla. Aunque los suizos no le llaman Cervino sino Matterhorn.
La subida al Matterhorn está complicada, para subir hay que ir a Zermatt, pero este es un pueblo libre de humos, no se puede acceder en coche, sólo en tren.
Así que nos dirigimos a Tash, allí en la estación de tren hay unos mega-parkings donde dejar el coche para poder subir a Zermatt.
Zermatt es el típico pueblo de montaña pero de lujo, no hay coches sólo unos mini buses eléctricos que sirven para llevar a los huéspedes y sus maletas a sus respectivos hoteles, incluso algún coche de caballos también vi. Las tiendas os las podéis imaginar casi todos con géneros de montañas y es que allí también hay infinidad de pistas de esquí y rutas de trekking.
Para ver de cerca el Cervino subimos a Gornergrat (3312m) pero como siempre en Suiza te dan la opción de ir caminando, nosotros ya haríamos rutillas una vez arriba.
El camino del tren cremallera es impresionante con nieve, cascadas y siempre con el Cervino de fondo. Os aseguro que impresiona verlo cada vez mas cerca.
Y una vez arriba el paisaje es brutal, rodeados de tres miles y cuatro miles mires por donde mires.

Los niños aprovecharon para jugar con la nieve, lo que no habían hecho en diciembre porque es nuestro mes mas fuerte de faena e incluso trabajamos los domingos, lo podían hacer ahora en pleno mes de agosto, una locura.
Las lenguas de los glaciares también nos impresionaron mucho verlos tan cerca.
Te pasarías el rato haciendo fotos aunque luego al verlas te das cuenta que no hay ninguna buena, una foto no puede mostrar todo lo que a ti te alcanza la vista, es el conjunto de todo lo que impresiona y la foto solo muestra una parte, pero bueno como recuerdo no están mal...
Una vez inspeccionada toda la cima del Gornergrat iniciamos la bajada, para variar acabamos corriendo y es que los críos empiezan y nosotros lesionados y todo no podíamos evitar seguirlos, durante el descenso había una pequeña cima que tenía pinta de tener vistas increíbles así que echamos el freno de mano y nos desviamos para subirla. Y que bien hicimos, al llegar arriba nos quedamos parados, es la foto panorámica de abajo aunque no se aprecia bien, toda la cima era de piedra y llena de esos típicos montones de piedras que se utilizan para marcar los caminos pero a cual mas alto, algunos incluso medían mas que yo, era una pasada toda la cima llena y si eso impresionaba las vistas ya ni os cuento, otra vez sin poder parar de hacer fotos.

Pero había que seguir y fuimos hacia el lago Riffelsee habíamos decidido parar allí a comer.
Y así lo hicimos, el desayuno y la cena lo teníamos ya seguro en el lugar donde nos alojábamos, pero la comida como no sabíamos muy bien donde nos iba a pillar y que con niños tan poco se puede arriesgar, hacíamos bocatas. Cada mañana comprábamos el pan y con el embutido que habíamos traído de casa nos los preparábamos donde nos venía de gusta, hoy sería a orilla del lago Riffelsee viendo como el gran Cervino se reflejaba en sus aguas, un lujazo.
Después de comer, aún andamos un rato mas pero esta vez se nos hizo tarde y no pudimos llegar andando hasta abajo, cogimos el cremallera en una de sus múltiples paradas y bajamos hacia Zermatt.
Y es que en Suiza no es como España, aquí a las 6pm te cierran casi todo y no te puedes descuidar con los horarios o pierdes los trenes.
Nos pasamos el viaje de vuelta viendo las fotos, a los cuatro nos había encantado.

sábado, 6 de septiembre de 2014

Día 1: Subida a First (2167m)

Una vez en Suiza, el primer día nos amaneció con lluvia fina, pero decidimos seguir el plan establecido, en Suiza lo lógico es que llueva así que quedarnos en casa esperando un día soleado era absurdo. Teniendo chubasquero cuatro gotas no nos iban a parar.
Fuimos hacía Grindelwald allí cogeríamos un teleférico hacia First (2167m).
La verdad que en Suiza lo tienen super bien montado te dan toda clase de opciones, el teleférico tiene diversas paradas tu decides si quieres hacer todo el recorrido montada en el, subir todo andando o hacer mitad y mitad. Y la bajada lo mismo, nosotros solo compramos billete de ida.
Una vez arriba empezaríamos la ruta hacia los Lagos Bachalpsee, dicen que son de los mas bonitos de Suiza.
El camino estaba súper bien marcado y con unos paisajes increíbles, ponía que tardaríamos unos 50 minutos pero entre fotos y abrir y cerrar puertas para que las vacas no se escapen se pasó el tiempo volando, algún tramo corríamos y es que el camino invitaba hacerlo. La lluvia iba dando treguas pero os aseguro que nos daba igual y no desmerecía un ápice las vistas que eran espectaculares. Una vez en los lagos y después de hacer unas 200 fotos aprovechamos para comer unos bocatas. Desde allí habían mas posibles rutas, como subir a otro pico mas alto, pero aún nos quedaba la vuelta y luego bajar así que no era plan agotar a los críos el primer día..jajaja

De los lagos volvimos a First una vez allí decidiriamos que hacer, si bajar en teléferico o caminando aunque la cosa estaba clara, yo había leído foros donde hablaban que la bajada caminando era increíble. Había unas cuatro horas, pero yo me guardaba un as en la manga, una sorpresa para los peques y a unas malas, si la cosa se complicaba siempre podríamos coger el teleférico a mitad de camino.
El primer tramo era hasta Bort, pero a diferencia del camino de los lagos que era apto hasta para familias con cochecitos, este era ya mas sendero con algún tramo complicadillo y no olvidemos que llovía.
A nosotros nos encantó desde el minuto uno, ibas al borde de la montaña, a la derecha las montañas verdes con sus cascadas, a la izquierda las montañas nevadas que parecían de postal y abajo del todo a lo lejos veías el pueblo. Lo que no veíamos claro era como íbamos a bajar pero nos fiaríamos de los suizos y seguiríamos sus indicaciones. Hicimos tramos andando, tramos corriendo, incluso tuvimos que atravesar cascadas. Recuerdo que uno de los críos se apoyó en una roca y se le movió y me miró muy serio y me dice: estoy apunto de caerme y tu estás feliz... y era verdad, es que miraras donde miraras era una pasada, nos estaba cayendo el agua encima y nos daba igual, mas verde se veía todo, no queríamos que se acabara nunca, cada tramo era mejor que el anterior. Solo cogimos un pequeño tramo de pista, este nos llevó a un cruce donde se podía elegir entre 1h por pista o 40min por el bosque y en picado hacia el pueblo y es que llevábamos 1 hora caminando y todavía estábamos muy arriba. Como comprenderéis ni nos lo pensamos, 40min por medio del bosque.
Era tan en vertical que en muchos tramos habían hecho como escaleras con troncos, pero es que el bosque era una pasada, era el típico de las películas con abetos altísimos. El peque que su fuerte son las bajadas se puso delante a correr y a tirar del grupo. Sólo parábamos para hacer fotos y es que era imposible no parar, a riesgo de mojar el móvil, pero valía la pena.

Este camino nos llevó al pueblo de Bort. Pero aún nos faltaba el segundo tramo ya que nuestro camino había empezado en Grindelwald, que era donde estaba el coche.
Aquí teníamos 3 opciones: seguir caminando, coger el teleférico o la sorpresa que les tenía preparada, las trotti bike.
Como habréis supuesto cogimos la tercera opción, era la típica trampa para turistas, pero estuvimos encantados de caer en ella. Los críos se lo habían ganado, era una especie de híbrido entre bici y patinete, tu única misión era aguantar el equilibrio y frenar porque todo el camino era bajada y preparado para las bicis, los críos disfrutaron como enanos, bajaban a una velocidad de vértigo, iban picados con unos japoneses...jajaja
Pero claro tenían que esperarme porque a mi me daba algo de respeto, por su parte los japoneses tenían que esperar a las japonesas que eran peor que yo, éstas hicieron tramos incluso andando porque les daba miedo según que bajadas.
Aunque a mis hijos ya les iba bien, porque aunque querían correr no querían que se les acabara el camino, se lo estaban pasando genial, ni se acordaban del tute que se habían dado caminando. La verdad que tenemos suerte, porque no se quejaron en ningún momento, y eso que estaban empapados, porque llevábamos chubasquero si, pero los pantalones, las bambas... todo iba mojado después de tantas horas y ellos tenían una cara de felicidad difícil de explicar. Al llegar al coche lo único que preguntaban era... mama, mañana que haremos porque superar esto será difícil....

martes, 2 de septiembre de 2014

Ya estamos de vuelta!!!

Se lo que estáis pensando, me he pasado tres pueblos, un mes sin actualizar el Blog, pero es que lo necesitaba. Necesitaba descansar, desconectar, cambiar de aires y creo que lo hemos conseguido.
Pero todo se acaba y hay que volver a empezar. Hay quien dice que el año empieza el 1 de enero, pero para mi es el 1 de septiembre cuando todo cambia, han pasado las vacaciones, los niños cambian de curso, cambiamos de temporada...en septiembre todo vuelve a empezar y hay que tener las pilas cargadas que tenemos de nuevo un duro año por delante.

Respecto a las vacaciones han ido perfectas, me costó encontrarlas porque soy muy perfeccionista, me gusta tenerlo todo atado antes de salir y mas yendo con los críos, no es plan de hacer experimentos, ni de irte a un país vecino a la aventura, me gusta y necesito tenerlo todo controlado y en eso hay que decir que internet ayuda bastante.
Para los que todavía no lo sepáis, hemos estado en Suiza, nos hemos movido por la parte sur. No hemos podido ver ni una cuarta parte, porque entre que vas pocos días y nos gusta patear, pues no da tiempo de mas pero lo que hemos visto lo hemos disfrutado a tope.


Hemos subido casi a 4000m, hecho paddle surf por el lago Leman,  subido en bicicleta puertos míticos, hemos recorrido la garganta del río Aare, hemos estado a las faldas del gran Cervino, montado en las veloces troki-bikes, salidas de trekking nocturnas.... y un largo etc que sería muy difícil resumirlo en una entrada. Así que lo iremos haciendo poco a poco, porque os aseguro que esas montañas se merecen su propia crónica...
Por lo demás, no me gusta quejarme pero tampoco os voy a engañar, las molestias siguen ahí, mi rodilla es por desgaste y eso poca solución tiene, correr distancias cortas esta claro que puedo hacerlo, pero subes unas simples escaleras y el dolor está ahí. Y no sabes si es por haber corrido o porque el dolor es crónico y ya hagas lo que hagas seguirá ahí, porque este verano poco trote le he dado, correr lo que es correr apenas he hecho nada y aún así el dolor sigue ahí. E Iván mas de lo mismo.. pero no quiero aburriros con eso.
Lo importante es que ya estamos aquí, devuelta a la rutina, que volvemos a ponernos en marcha y que prometo ponerme rápidamente al día con todos vosotros.
Así que esta entrada es de bienvenida, de limpiarle la cara al Blog y en la siguiente vamos al lio... ;)